MEDIO MARATÓN "SIERRA DE CÓRDOBA" 2011 (LA CARRERA DEL 10)

Esta es la historia de un chaval de Barbastro que un día de junio cogió un tren desde Sevilla con dirección Córdoba para hacer una media maratón pero que, por alguna razón, se equivocó de tren y acabó corriendo en el mismo infierno. ¡¡¡Vaya brutalidad de media maratón!!! En el cartel pone claramente que es la más dura de Andalucía, pero es que pongo en duda que haya muchas peores en toda España. Aun con todo, la experiencia ha sido genial y estoy orgullosísimo de haberla corrido.

Merece la pena ver de nuevo el perfil de la prueba...
La he bautizado como la “media maratón del 10” por varias razones. Es mi media maratón número 10, es la edición número 10 que se celebra, la organización ha estado de 10, el alojamiento ha estado de 10, el paisaje de 10, el ambientillo tiene un 10, la deportividad y el salero de la gente se lleva otro 10…Solo había una cosa que no era de 10 pero porque era de 11: la dificultad del recorrido. Consite en salir de Córdoba y llegar a Cerro Muriano, un pueblo que está al otro lado de una montaña que, lógicamente, hay que subir y luego bajar por el otro lado. Dicho así no parece tanto, pero cuanto te metes en faena la cosa se complica bastante más. Voy a intentar explicar un poquito en qué ha consistido mi viaje a Córdoba, porque no todo ha sido la media…


Cartel del la prueba.


SÁBADO 11 DE JUNIO

Como ya dije, por la mañana tuve un exámen en la universidad que, por cierto, me salió bastante bien. Luego cerveceé un poquito con dos compis de clase y a las 3 cogí el tren hacia Córdoba. En una horita y cuarto y por 10 euros estás allí desde Sevilla…una maravilla! Nada más salir de la estación encontré el autobús que me llevaba al Cerro Muriano, lugar donde estaba el alojamiento y la llegada de la media.

Tarde de sábado en "modo reptil"
Aparecí ahí sobre las 5. No se trataba de un albergue “al uso” ya que no había un edificio como se piensa normalmente. Era un complejo recreativo donde estaban las piscinas del pueblo y muchas pistas de baloncesto, con la particularidad de que en vez de vestuarios había habitaciones con baño “a pie de calle” para dormir 8 personas. Vamos, que abrías la puerta del cuarto y estabas ya en el césped de la piscina municipal que, a esas horas, estaba llena de gente del pueblo. Lógicamente, me costó poco rato ponerme el bañador, sacar la toalla, el Ipod, el libro y tirarme largo en el césped….más o menos estuve así como 2 horitas tomando el Sol. Sobre las 8, cogí ahí mismo el dorsal con el chip y me fui a dar una vuelta por el pueblo para tomar algo, que ya tenía sed después de tanto sol. Como el Cerro Muriano es muy pequeño, pronto acabé tomando una cervecita en un bar en el que estaban televisando la corrida de toros de Las Ventas, donde estaba toreando El Fandi como estrella de cartel. Cuando acabaron los toros, me cambié de bar para cenar. Me pedí una naranjada, una tapita de carne con tomate y una “Hamburguesa Gigante” en el bar Cinema…en la vida había visto una hamburguesa tan grande como la que me pusieron ahí! Cómo sería que me ví apurado para acabarla…Tras cenar, leí un ratito y a las 11 a la cama. Para cuando llegué, mis tres compis de cuarto a los que todavía no había visto ya estaban soplando…


Cena del sábado...ojito a las dimensiones de la hamburguesa!

Hasta aquí genial, nadie diría que fuera a hacer una media maratón. Daba la sensación de que estaba ahí de vacaciones de verano. Pero no, lo duro vino al día siguiente…

Así me lo gozaba yo el sábado en el podium...


DOMINGO 12 DE JUNIO

A las siete y cuarto de la mañana empezaron a sonar los Jackson Five en mi móvil…tocaba despertarse. En media hora arrancaba dirección a Córdoba el autobús que ponía la organización para los corredores que nos habíamos quedado a dormir allí. Del viaje en autobús a Córdoba solo quiero resaltar un comentario que me hizo gracia y me acojonó a partes iguales. Un tio que iba sentado por detrás vio que el termómetro del bus marcaba 20 grados y dijo a gritos “20 grados ná más?? hoy pasamos los 32 seguro ya verás…” Contando que estoy hablando de las 8 de la mañana, los 20 grados pasan de ser graciosos a preocupantes…por lo menos para un tipo del norte como yo.

 Al llegar a Córdoba y en lo que empezaba la carrera, tengo que decir que desayuné la mejor tostada de jamón con tomate y aceite que he comido nunca!! El tomate estaba rallado como una especie de puré y el jamón serrano cortado a taquitos pequeños…era imposible que con ese desayuno fuera mal la cosa! (siento no tener foto, en ese momento no llevaba el móvil...)

Foto de los dos keniatas en la primera rampa del kilómetro 5
Y a las 9,30 sonó el disparo de salida en el Puente Romano sobre el Guadalquivir. Los primeros 4 kilómetros bien, recorrido llano por las calles de Córdoba. Pero ah amigo! En el kilómetro 5 enfilamos ya hacia las afueras de Córdoba y de repente apareció así de la nada una subida como si fuera la del Campo de Fútbol de Barbastro pero 8 veces más larga e incluso con más pendiente. Mientras yo iba ya echando el higadillo, uno que pasó por al lado me hizo uno de los comentarios más ingeniosos que me han dicho últimamente: “venga chaval! Que ya hemos hecho lo más malo, ahora solo nos queda lo peor” Brutal, son cosas que en esos momentos solo se le pueden ocurrir a un andaluz.


Desde ahí en adelante ya era todo prácticamente subida, algún llanito para oxigenar un poco pero que se acababa antes de lo necesario…sobre todo porque el solete empezaba a picar ya. Y entonces, muy poquito a poco, llegabas al cartel del kilómetro 11. Es el kilómetro más famoso de esta carrera. Y no por el paisaje o lo bien asfaltado que está, es famoso porque tiene una pendiente del 14%. En serio, no exagero…catorce por ciento!! Te das cuenta enseguida porque de repente ves que todo el mundo deja de correr y anda, más que nada porque es imposible correr con semejante subida. A mí me habían hablado ya antes de ese fatídico kilómetro y tirando de orgullo intenté no pararme a andar pero nada…caí como todo el mundo. Cómo sería que puso a andar hasta un tio que llevaba la camiseta de los “101 kilómetros de la Legión de Ronda”!!!

Ese kilómetro lo hice entero andando, en 10 minutos más concretamente. No sé si sería fruto de alucinacines o de una insolación, pero en una de las veces que miré hacia atrás vi subiendo con la bici a Perico Delgado y al espíritu de Marco Pantani siguiéndole…y los dos llevaban mala cara! Aquí también me ocurrió otra anécdota graciosa. Durante la “travesía” por el kilómetro 12, mientras todos nos mirábamos y jadeábamos como si estuviéramos a punto de morir, me crucé con el típico fantasma que tiene que haber en todos los sitios. Iba andando al lado de él y cuando nos adelantaron dos valientes que subían corriendo (eran los únicos), el tipo va y me suelta:“mira esos dos, ya verás como más adelante revientan! Yo es que si ahora subo corriendo luego en la bajada se me cargan mucho los gemelos”. Es de esos a los que le dices sisisisisi y sigues a lo tuyo…

El club organizador son "Los Califas del Maratón"

Una vez pasado el 12 no os vayáis a pensar que acababa la subida, qué va. Seguía hasta el kilómetro 14, lo único que como ya no era del 14% ya parecía más llevadera y se podía intentar correr, pero aun así costaba lo suyo. Lo que más comía la moral es que, al ser un puerto de montaña, la carretera zigzaguea y mientras vas subiendo puedes ver perfectamente a los que van por delante ahí arriba en la carretera…horrorosos esos momentos. Desde ese punto hacia adelante la tendencia era ya de bajar pero no del tirón, era un maldito rompepiernas que tan pronto subía como bajaba. El último trozo peliagudo estaba ya en el kilómetro 19, una recta inmensa con todo su solazo cayéndole encima y un último repecho al final que sentaba como una patada en las pelotas. Pero bueno, poco a poco y manteniendo la cabeza muy fría…al final se llega a la meta.

¿Mi tiempo? Dos horas, siete minutos y 21 segundos!! Que sí, que así de primeras para una media parece mucho, pero es que esta no es una cualquiera. Si ojeáis un poco la clasificación es fácil ver que todos los tiempos son muy altos para una media. El keniata que ha ganado en chicos la ha hecho en 1 hora 14 minutos pero es que la chica que ha ganado, que también era keniata…la ha acabado en 1 hora 34 minutos!! Impresionante.

Foto con la bolsa del corredor y la Cruzcampo de rigor

Foto con el ganador, el keniata Yego Hillary
En la bolsa del corredor nos han regalado la camiseta térmica en la que aparece el perfil de la prueba para poder fardar de desnivel, la típica camiseta de roja de “Tómate la vida con Cruzcampo” que dan en todos los sitios, un imán, un boli, un pin, un bocadillo de chorizo, un Aquarius y la publicidad de la Maratón de Sevilla del año que viene que ya tiene fecha, será el 19 de febrero de 2012! ¿Volveré? Aún es pronto para saberlo…

Otro puntazo ha sido que como la llegada estaba en las piscinas que he contado antes, si querías podías darte un bañito. Yo, por miedo a hundirme como una piedra y no saber salir del agua, he optado por estirar, hacer fotos y ducharme en mi cuarto…que para eso lo tenía ahí al lado!!






En resumen, una media maratón muy dura pero muy bien organizada y que se la recomiendo a todo aquel que busque emociones fuertes en esta distancia. Así que ya sabes, si estás cansad@ de medias maratones planas y con poca chicha…el año que viene sobre estas fechas no tienes más que ir a Córdoba y verás lo que es bueno!

Fotito de la piscina al acabar la prueba
Personalmente, creo que me ha producido más satisfacción acabar esta carrera que la maratón. Vale que una maratón es una pasada por la distancia que se hace, pero es que lo de esta carrera ha sido bestial. El esfuerzo que haces en una maratón es casi más mental que físico. Sin embargo aquí, al ser una distancia “corta”, ha habido que sacar el 100% de la fuerza. Recuerdo que el sufrimiento de la maratón fue de los que tienes ganas de mandar a la mierda las zapatillas. Yo, que humildemente pienso que ya domino los 21 kilómetros,  el sufrimiento que he tenido era más de saber que estás haciendo una media y que se está haciendo tan duro. Pero bueno, precisamente lo bonito de correr es que cuanto mayor es el esfuerzo mayor es después la satisfacción.

He buscado noticias sobre la carrera en los periódicos de Córdoba y he encontrado estos enlaces. Narran carreras diferentes a la mía que no tienen nada que ver. Cuentan cómo los keniatas han dominado la prueba con una superioridad insultante aunque como se puede leer, son humanos y también lo han pasado “mal” durante el recorrido, especialmente en la rampa del 14%.






Y ya por terminar esta “pequeña chapa”, aprovechando que estaba en Córdoba y que tenía poca faena en casa, me he quedado por la tarde a ver la ciudad un rato. He estado dando un paseito de ermitaño solitario por la Judería, la Mezquita y un poco la zona del centro. He visto la ciudad, el sol cordobés que pica casi más que el sevillano y japoneses, muchos japoneses con cámara de fotos y japonesas con pamela por todos los lados. Me he hecho las típicas fotos de turista holandés con chancletas y calcetines blancos y a las seis y media he cogido el tren de vuelta dirección Sevilla. Un fín de semana muy completito y del que he disfrutado como un enano!


Turisteo por la Mezquita de Córdoba

Mezquita de Córdoba

Y decía el tio que no hacía calor ¿sabes?

Escuchando música y paseando por Córdoba

Patio cordobés
Cuando pongan en la web las fotos oficiales de la carrera subiré unas cuantas...a ver si hay suerte y he salido en alguna. Por cierto, la página es la siguiente, por si a alguien el apetece cotillear la clasificación...en la general yo estoy en el puesto 276.


Después de mirar un poco, si exceptuamos a los keniatas, yo soy el participante que venía de más lejos. Eran un 90% andaluces, algún murciano, valencianos, manchegos, gente de Ceuta y yo...un oscense corriendo en Córdoba! Como diría mi tio Óscar: "Aqui están, estos son, los cojones de Aragón!!" Me podían haber dado un premio o algo por ser de tan lejos...

Saludos desde Sevilla!

Comentarios

  1. ACONGOJANTE relato y carrera....

    Ahi tus huevos CAPAO ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. chico has hecho un comentario de cordoba extraordinario te felicito por lo que has escrito espero verte el año que viene por aqui otra vez,pd.el comentario de ya has hecho lo mas mas malo ahora falta lo peor ,veo que lo has entendido o eso me parecio en el trascurso de la carrera que te lo volvi a recorda y tu dijiste ahora lo entiendo un saludo de cordoba ¡jero¡

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias a los dos! con lo espectacular que era la carrera no es dificil que salga un buen resúmen...

    Jero, me ha hecho mucha gracia ver que te has metido aquí y has leído mi crónica. Lo cierto es que no hablamos casi nada (yo con respirar y correr a la vez tenía bastante) pero tu comentario me marcó, cuando me adelantaste en el kilómetro 16 tenía el concepto ya más que claro jajaj

    Quizás nos encontremos otro año en esta espectacular media...todo se andará!

    ResponderEliminar
  4. José Luis Buzón15 de junio de 2011, 1:15

    Mas claro agua, estuve corriendo la prueba y creo recordarte por el césped y por el bar cinema con los "casquitos" puestos, estaba alojado en el cuarto nº 31.

    Llegué el 118 de la General (dorsal 48) y lo peor fue el calor sofocante.

    Muy buen relato si señor.

    Espero saludarte el próximo año.

    Un cordial saludo.

    runninguero@gmail.com
    www.adguadalquivir.com

    ResponderEliminar
  5. Buena cronica, chaval, yo soy de Córdoba y ha sido la primera vez que la he corrido. Y aun sabedor del recorrido, por que lo he hecho muchas veces en bici, nunca te planteas la dureza de ese 14% corriendo a pie. Gracias por las buenas referencias que dejas de esta carrera y de mi ciudad. Un saludo y te veo el año que viene. (Dorsal 361, 1:38, 43 general)

    ResponderEliminar
  6. hola martin,te cojo la palabra para que otro año corras por aqui mi dorsal 79 2h 4m de tiempo,si quieres una prueba dura la subida granada al veleta 50km de subida pasas de un desnivel de 625m a 3328de altura en agosto eso si que es una carrerilla,. hechas hasta las asauras.jero.
    jerocorduba@hotmail.com

    ResponderEliminar
  7. Aunque meses después, acabo de leer esta crónica y es apasionante. Acabo de completar mi primera media maratón, en Córdoba también (pero la llana, por las calles de la ciudad), y me pica el gusanillo de hacer ésta cuando pasen unos años y domine mejor la distancia. Enhorabuena por tu tiempo en esa extrema dureza, yo he terminado mi primera media en 1h 48, que supongo que se traducirían en 2h 15 o así en esta media.

    Ánimo y a volver otro año!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario