FINDE DE IMPROVISACIÓN...

Últimamente mis fines de semana en Barbastro están siendo muy entretenidos porque siempre hago cosas distintas, no se me hacen monótonos como podía ser hace un par de años. Y este que está cerca de acabar no ha sido una excepción...

El viernes, mientras volvía de Zaragoza, me llamó mi hermano para decirme que en La Viuda había una jam session por la noche. ¿Y qué es una jam session? La idea es la siguiente: un bar pone a disposición de la gente instrumentos musicales y todo el que quiera puede ir a tocar ahí libremente solo o con más gente. Normalmente vas con tu grupillo musical o de amigos, pero precisamente lo majo de estas cosas es juntarte ahí con otras personas y tocar lo primero que te salga, es decir....improvisar. Esta vez yo fui de espectador porque aun no domino tanto el saxo o la melódica como para ir ahí a tocar un blues improvisado y salir airoso. Si hubiera habido un piano sí que me habría atrevido...pero el que hay en La Viuda está roto y mi teclado eléctrico no cabía bien en un sitio tan pequeñito. Para la próxima ya les dije que me avisaran con tiempo que llevaría mi teclado o me prepararía algo con el saxo...

A la mañana siguiente, se suponía que a las 11 de la mañana tenía ensayo con la charanga para ir montando cositas nuevas de cara a la próxima temporada. Pero finalmente, por circunstancias que no vienen el caso, no hubo ensayo y me quedé compuesto y sin plan. ¿Qué hice entonces? Atarme las zapatillas y salir a correr. Lo que me gustó de ayer es que salí con la idea de un recorrido en la cabeza pero como no tenía faena en casa, me encontraba bien físicamente y tengo que entrenar para la maratón...también improvisé. Fue tanto lo que improvisé que acabé haciendo 22,5 kilómetros parando el crono en 1 hora y 57 minutos...más contento que chupillas!!! Hacía muchísimo que no pasaba de los 21K y ayer sin comerlo ni beberlo, aunque fuera por poquito, los sobrepasé...Fue un buen empuje moral para mis ánimos y de paso otras dos decenas de kilómetros que he podido añadir a mi hoja Excel. 

Y por la tarde en casa, estuve mucho rato haciendo una de las cosas que más me gusta hacer si no es la que más...tocar e improvisar al piano. Siempre que tengo un ratito libre me subo al piso de arriba, me siento al teclado y me pongo a tocar lo que se me pasa por la cabeza. Unos días tiro más de blues, otro me da más por pasteladas poperas, hay días que me cojo métodos de jazz, otros me viene la venada de los acompañamientos latinos, hay días que me cojo mis partituras clásicas del Conservatorio...pero ayer me dio por el boogie-woogie!!! En cuanto a música de piano, es uno de los estilos musicales que más me gustan para escuchar y para tocar. Quizás motivado por la jam del día anterior, ayer me dio por grabarme con el móvil una pequeña improvisación y colgarla por aquí. Lo hago muchas veces pero nunca me ha dado por grabarlo, no sé muy bien por qué ayer me apetecía hacerlo y compartirlo en la red aunque hay algún cachillo que se me descuadró el ritmo y me lie un poco pero bueno...eso es precisamente lo bonito de la improvisación! Si veo que gusta grabaré algo más otro día aunque ya lo adelanto...no me gusta tener que firmar autógrafos por la calle jajajajaj


Saludos barbastrenses!!!

Comentarios