POCO DURA LA ALEGRÍA EN LA CASA DEL POBRE

Hoy por la mañana, antes de montarme en el autobús hacia Barbastro (donde por fin me encuentro ahora), he ido a una papelería de Vitoria a recoger el diario Deia. Digo recoger y no comprar porque, como puse en la entrada anterior, el domingo nos dieron a todos los participantes un cupón para llevárnoslo gratis. Aunque bueno, tampoco hay que ser tan iluso, supongo que ya nos lo cobrarían en la inscripción...

El caso es que, desdichado de mí, de 5 columnas hay 3 que están mal jajajaj Ni me apellido Cubellos, ni soy de Huesca, ni hice 4h27min. Eso sí, se agradece que por lo menos hayan acertado el puesto y mi nombre porque si no al final nadie iba a creer mi historia!





Sea como sea, voy a recortar esta página y la guardaré en algún cajón porque no creo que algo así se vuelva a repetir muchas veces. Además, mola ver a un tipo de la provincia de Huesca incrustado entre tanto vasco ;)


Y para amenizar musicalmente esta entradita que versa sobre la suerte y los cupones, es apropiadísimo dejar cantar a Jose Luis Cantero Rada. Para los colegas más cercanos: El Fary.


Saludos desde Barbastro City!!


Comentarios