LA REMONTADA DEL MADRID

Perdón. El título lo ha escrito mi corazoncito merengue. Quería decir la remontada DE Madrid. Sin L. ¿Sabeis a cuál me refiero?

En esta semana de locura colectiva, todos los diarios y programas deportivos han estado hablando de la remontada del Madrid, del milagro del Barça, del Espíritu de Juanito, de las goleadas de los años 80, del juego del Pep Team, de gente que paga más de 100 euros por una entrada aunque luego esté en el paro, de los cuádriceps de Cristiano Ronaldo y de no sé cuántas chorradas más..pero lo cierto es que yo sólamente he visto una remontada. Por supuesto, no fue ni el martes ni el miércoles...fue el domingo por la mañana.



Mientras todos estos "héroes" descansaban para llegar frescos al momento de enfrentarse contra las apisonadoras alemanas, una gallega llamada Vanessa Veiga estaba haciendo historia en el Maratón de Madrid. Un maratón en el que, además de ella, corrían 26.000 personas más.



No sé si lo de Boston tuvo algo que ver, pero Teledeporte lo retransmitió en directo. Yo no lo sabía aunque coincidió que me levanté a esas horas, puse la tele y me quedé a ver el final. En esos momentos llevarían unas 2h20min de carrera. Los primeros hombres ya habían llegado pero las mujeres "aun" iban alrededor del K36. En primera posición y en solitario, la etíope Desta Girma Tadesse. Bastantes metros más atrás y con mala cara corría Vanessa, acompañada de su cuñado Fernando Rey (que ejercía de liebre). Desde el sofá, daba la sensación de que la africana iba justa de fuerzas pero que la española más. Las dos sufrían y luchaban contra los últimos kilómetros, aunque por la distancia entre ellas olía a clara victoria etíope.


Error. De algún sitio sacó fuerzas Vanessa y progresivamente le fue recortando distancia y tiempo a la africana. Su cuñado Fernando, que iba como si estuviera entrenando, de vez en cuando tenía que "aflojar" para no dejarla atrás mientras le animaba y le hacía subir el ritmo. A menos de 100 metros de la meta en el Parque de El Retiro, entre los aplausos del público y los gritos de ánimo de Fernando, Vanessa pilla a Tadesse y le adelanta. Momento cruel para la africana pero momentazo para la gallega. Cruza la meta en 2h36min28seg y gana el Maratón de Madrid. Primera vez que lo hace una española. En la llegada le esperaban sus tres hijos pequeños ¿Remontada? Sí, remontada.

Ritmos de referencia apuntados en el brazo de Fernando Rey. Publicado el lunes en el Marca. IMPRESIONANTE

Igual así contado no parece gran cosa, pero puedo asegurar que visto en directo fue mucho más emocionante. Como ya he dicho, Vanessa contó con dos ayudantes de lujo: su marido y ex-maratoniano profesional Julio Rey (que se retiró al principio) y su cuñado Fernando Rey (que le acompañó hasta el final). Sinceramente, aluciné con Fernando porque no entiendo cómo es posible que un tio vaya tan sobrado en un maratón a esos ritmos. Impresionante.


Lo dicho, que nadie os engañe si os dice que esta semana en Madrid no se ha hecho ninguna remontada. Quizás no es la que media España deseaba y la otra media quería evitar, pero remontada ha habido. Y en mi humilde opinión, con mucho más trabajo y sacrificio que la remontada "oficial". Bravo por Vanessa. Bravo por Fernando. Y bravo por todos los valientes que se atreven con un maratón. Dentro de 11 días yo también seré uno de ellos aunque sea "jugando en otra liga"....

Por cierto, ¿alguien tiene algo que decir sobre esta conversación en el Twitter de Vanessa? No miro a nadie señor Presi Torres...







Vaya por delante que todo esto lo escribe un madridista confeso que llevaba días soñando con ese 3-0 que al final no llegó. Me gusta el fútbol, pero cada día entiendo menos por qué. Aborrezco el circo en que se ha convertido este deporte a nivel profesional, más digno de un "Aquí hay tomate" que de otra cosa. Por eso, prefiero quedarme con las historias de pasión y sacrificio de estos héroes que no están todo lo valorados o reconocidos que se merecerían.


Los del Madrid se ríen de los del Barça. 
Los del Barça se ríen de los del Madrid. 
Mientras tanto, los alemanes se descojonan de todos.

Saludos desde Vitoria-Gasteiz!

Comentarios

  1. Hola Martín, te me has adelantado porque llevaba (o llevo) idea de hacer una entrada al respecto.Me he tomado la libertad de copiar tu enlace y enviárselo a Vanesa para que lo lea.
    Con tu mensaje el domingo informándome de su victoria me alegraste el día.
    Traer a Julio hace dos años a nuestro medio maraton me permitió conocer a una persona excepcional y a raiz de ello y con lo bien que les debimos cuidar (a él y a su padre/entrenador) en Barbastro abrir el círculo de amistades a su familia.
    La historia de la cinta de la Virgen del Pilar es muy sencilla...son gente muy agradecida y el año pasado cuando bajé a la Maratón de Madrid se la regalé para que le diiera suerte y la cuidara en la maratón de Londres.....mi sorpresa fue cuando ese día la llevó anudada a su pelo y como en varias citas importantes más la llevaba también.....y casi me "caigo de culos" cuando al ver las fotos de Madrid veo que la llevaba en su muñeca derecha.
    Una carrera espectacular, un final increible y una victoria trabajadísima y merecidísima...como le dije a Vane y a Julio....me emocioné y la sentí como si hubiera sido mía...

    Un abrazo amigo!


    ResponderEliminar
  2. en el maratón no corrieron 26.000 personas, estas faltando a la verdad.

    ResponderEliminar
  3. Tiene usted razón señor Anónimo. Me he fiado del titular del Público que hizo la suma con las inscripciones disponibles en total cuando no se consiguieron llenar. Esta suma sí que da 26.000 personas.

    En realidad fueron 10.500 en el maratón, 5.000 en la media y 5.400 en el 10K. Si la cabeza no me falla, 20.900 personas por las calles de Madrid...que tampoco está mal.

    Siento haber faltado a la verdad de esta manera tan escandalosa, intentaré que no se vuelva a repetir jajaj

    ResponderEliminar
  4. Aúpa¡¡¡
    Pues sí, esta si que fue la remontada de la semana¡¡¡¡¡ pero claro esto es Maratón y no fútbol¡¡¡¡
    un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario