ULTRA TRAIL GUARA-SOMONTANO: ESFUERZO, CONVICCIÓN Y SACRIFICIO.


Así se titula la entrada publicada el pasado 3 de octubre en el blog Tesoros del Somontano, dos días antes de la celebración de la prueba. A mi parecer, tres palabras elegidas magistralmente para explicar cómo hay que plantearse una carrera de montaña. Esfuerzo. Convicción. Sacrificio. 

Voy a escribir la crónica más rara que se haya leído sobre la UTGS 2013 por una simple razón... estaba apuntado pero al final decidí no participar. A pesar de que llevaba inscrito en la nueva Long Trail de 50K desde junio y que me hacía una ilusión tremenda, llegada la hora de la verdad no me vi con las ganas suficientes para afrontar semejante esfuerzo. Es así de sencillo y no tengo otra excusa. Ni me dolía la pierna, ni había descansado mal los últimos días, ni se me habían roto las zapatillas, ni hacía demasiado calor para mí, ni me había picado un mosquito supervenenoso mientras dormía la noche de antes, ni tenía que trabajar...nada. No me vi con ánimos y fin de la discusión. Probablemente, de haber ido supongo que más tarde o más temprano la habría terminado, pero dudo mucho que con el entrenamiento que llevaba hubiese disfrutado.

Me apunté tan pronto para que la inscripción me saliera más barata. Esto tiene parte buena y parte mala. La buena es que tienes mucho tiempo por delante para preparar la carrera y entrenar. La mala es que, de tanto tiempo que tienes, te relajas y a la que te has dado cuenta ha llegado el día. Me acuerdo perfectamente de que a principios de junio me decía a mí mismo: "venga va, este verano hay que subir por lo menos una vez a la semana a correr por Guara para preparar bien la trail". Al final, entre unas cosas y otras ¿cuántas veces he ido? Cero. 

A esto de correr por montaña hay que tenerle mucho más respeto del que la mayoría de las veces (y yo el primero) se le tiene. El que se haya puesto tan de moda es bastante peligroso porque podemos llegar a cometer muchas locuras sin estar preparados. Correr por la montaña no tiene nada que ver con correr por asfalto y por eso, una trail no se debe preparar corriendo por el arcén de tierra de La Boquera o carretera Cregenzán. Si en tres meses no he trotado por el monte ni una sola vez, no puedo pretender levantarme un sábado por la mañana sin más y apretarme 50 kilómetros con no sé cuántos metros de desnivel. Me estaré poniendo en peligro a mí y a los demás. Es tan simple como esto y el mismo motivo por el que, por ejemplo, nunca me ha dado por apuntarme a una competición de saltos de trampolín. 


La decisión la tomé definitivamente el miércoles 2 de octubre, cuando me di cuenta que a tres días de la prueba pensaba más en "a ver si llueve mucho para tener excusa y no ir" que en prepararme el material que iba a llevar. Y en ese plan, directamente no vale la pena. Tenemos un único cuerpo que tiene que durarnos toda la vida y para hacerse daño siempre hay tiempo. A una media maratón sí que se puede ir "a echar la mañana" porque es algo más cotidiano, pero para una carrera de estas características debes estar bien preparado y sobrado de ganas. Si solo la quieres correr para luego subir una foto al Facebook y tener 46 "Me gusta"... creo que tienes un problema. Hay que correrla porque de verdad quieres correrla y estar durante muchas horas a gusto contigo mismo. 

Ahora, tras hablar con la gente y ver las fotos, la envidia sana me mata por dentro. Salió un día magnífico, todo el mundo quedó contento y sé que me hubiera encantado estar corriendo por allí rodeado de amigos y conocidos. La UTGS es una de mis carreras favoritas: por el sitio, porque la corre muchísima gente que conozco, porque me sé los caminos, por la fantástica organización...Pero hay que ser sensato y saber hasta dónde puedes llegar. Así que, por otro lado, estoy contento de haber sido coherente con mis principios y no correr si no estoy con ganas sin que importe el "qué dirán". Algunos pensarán que soy un vendehumos o que me como mucho la cabeza. Qué le vamos a hacer! De vez en cuando me pasa, aunque no es lo habitual... 

Por último y para terminar con esta enorme paja mental, pido disculpas a toda aquella persona que quiso correr la Long Trail y no tuvo dorsal. Cuando finalmente decidí rajarme, lo primero que hice fue contactar con la organización para ver si se podía ceder mi dorsal a alguien, pero ya era tarde. 




En fín, que me rajé con todas las letras aunque de forma justificada. Como dice el refrán, una retirada a tiempo es una victoria. Ya tengo grabadas a fuego en la mente las tres palabras clave para la UTGS 2014: esfuerzo, sacrificio, convicción. Enhorabuena a la organización de la UTGS y a todos y cada uno de los que tuvisteis el valor de plantaos en la línea de salida de Alquézar! Soy fan vuestro. Espero acompañaos el año que viene...


Saludos barbastrenses!


Comentarios

  1. UTGS 2013: Respeto, sensatez, coherencia.

    ResponderEliminar
  2. Humildad, Sinceridad y Sencillez ...
    No puedo añadir nada más a tus palabras, salvo felicitarte por ser como eres y como bien apuntas, es necesario que uno este contento y satisfecho en primer lugar consigo mismo, el resto vendrá después. No podemos dejarnos llevar por lo que hacen los demás o digan los demás. Siendo así, te aseguro que te espera un gran futuro. Muchos otros hay que carecen de la sinceridad que tu acabas de desplegar y se ven forzados a ejecutar contra su propia voluntad ..., pero ..., somos mayores y tenemos afortunadamente la capacidad de poder elegir "voluntariamente". Felicidades por este despliegue de sinceridad, sencillez y humildad.

    ResponderEliminar
  3. Sigues siendo un crack, sinceridad como han dicho antes, aceptar donde estas y donde puedes llegar.
    Se de sobras que tu puedes con todo esto y más porque así me lo has demostrado, carreras hay miles y con tres palabras como las que tu llevas dentro: "Pasión, ganas y lucha" se que saldrás victorioso de cualquier batalla (carrera) que te propongas, porque eres un ejemplo para los que están a tu alrededor.

    Animo crack, y a seguir adelante. Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario