Y EL DOMINGO...MARATÓN


Ya sisoma por la ventana y se le pueden ver las orejas! Parecía que nunca iba a llegar el día pero finalmente, el próximo domingo unas 17.000 personitas madrugaremos para dar un paseo largo por Barcelona. ¿Cómo de largo? Mucho. Muchismo, que dirían en Teruel. Tan largo como son 42,2 kilómetros, uno detrás de otro. 1, 2, 3, 4.....13, 14, 15, 16...23, 24.... 27, 28....32, 33, 34.....37, 38......41, 42 y 42,2. Señoras y señores. Señores y señoras. La Maratón de Barcelona is here!!!

Será mi cuarta experiencia maratoniana tras Sevilla 2011, Valencia 2011 y Vitoria-Gasteiz 2013. Por eso mismo, se supone que tengo la experiencia necesaria como para saber lo que hay y disfrutar la mañana de arriba a abajo. O por lo menos, eso sería lo deseable...







La verdad es que correr un maratón mola bastante, pero me estoy dando cuenta que lo que más mola son los días y momentos previos. Pensar una y otra vez en cómo saldrá el día, qué ropa te vas a poner, cómo vas a plantear la carrera, en qué tiempo llegarás a meta, a quién te encontrarás en el kilómetro 27, qué canción sonará en la salida, en qué curva estará el Hombre del Mazo esperándote con ganas, cuántos litros tendrá la cerveza de después, cuántos cadáveres deportivos te encontrarás en los últimos kilómetros, cuánto tardarás tú mismo en ser uno de ellos, qué hueso te empezará a doler antes, cómo va a empezar el resumen del blog.... En fin, cosas de maratonianos que nos encantan :)


Esto con una media maratón no suele pasar porque es una distancia asequible a la que pronto se le puede mirar de tú a tú. Sin embargo ¿cuántas maratones hay que hacer para perderle el miedo a esta distancia? Sospecho que muchas, e incluso diría que nunca se puede llegar a ese punto. Una maratón es tan larga y tan exigente que hay que ir con todas las ganas del mundo y los 5 sentidos alerta. Y precisamente por eso nos gusta tanto...




Respecto al domingo tengo ya unas cosillas pensadas. ¿Estrategia de carrera? Ponerme detrás del globo de 3h30min que va a 5min/km, no mirar el reloj y llegar con él hasta el K30. Allí empezará una segunda carrera de 12 kilómetros al grito de mariquita el último! ¿Ropa que me voy a poner? Ni idea, lo único seguro son las zapatillas azules. ¿En qué tiempo llegaré a meta? Me sirve todo lo que caiga entre 3h30min y 3h45min. ¿En qué curva me esperará el Hombre del Mazo and friends? No lo sé, pero supongo que a partir de la Torre Mapfre empezará a dar señales de vida (si asoma el bigote antes, maaaaaala cosa...)


El circuito me lo conozco como el pasillo de mi casa y las ganas las tengo de sobras. Los entrenamientos, como siempre me suele pasar para las maratones, no del todo. Otra vez llego algo justo de rodajes largos aunque de kilometraje y ritmo ando fino. Sé perfectamente que voy a tener ratos malos porque además que va a hacer mucho calor, así que tiraremos de galones y pensamientos bonitos para llegar a meta porque lo que es seguro es que la recompensa será deliciosa!

Resumiendo, que por fin voy a correr la Maratón de Barcelona!! Ganazas de escuchar ya en Plaza España a  Montserrat Caballé y Freddie Mercury!! El domingo por la mañana acordaos un poquito de nosotros mientras estéis echando el aperitivo. Que no nos pase nada y... que empiece el rock&roll!! 





Saludos barbastrenses! A la vuelta os cuento...

Comentarios