CULTURETA'S TIME

Esta entrada tiene un objetivo principal: mostrar al mundo que los corredores no solo somos esos cuerpos esculturales y forjados por los Dioses del Olimpo que puedes ver avanzando más o menos rápido por las calles de tu pueblo. No. A veces, bajo ese portentoso chasis, se dan casos aislados en los que también hay un cerebro que goza con un libro y una postura relajada. Y para dar ejemplo de lo que digo, voy a hacer un mini-comentario de los tres últimos libros que he leído. 

No puedo considerarme un gran lector porque es cierto que me cuesta bastante tiempo terminar un libro, probablemente porque me relajo tanto que acabo dormido. Sin embargo, la lectura al igual que esto de correr, es una tarea de fondo que no siempre consiste en terminar rápido sino en disfrutar el camino. 




A SANGRE FRÍA (Truman Capote)

Típica y mítica historia de intriga de un asesinato y su resolución policial. En este caso, la forma de narración es algo distinta porque cuando empiezas el libro ya sabes quiénes son los asesinos y que terminan ahorcados en una penitenciaría de EEUU. Es decir, la historia va del final al principio, te presentan el asesinato para luego reconstruir los hechos y descubrir cómo se pilla y juzga a los culpables. 

Lo curioso es que la historia es real. De hecho, tengo entendido que es fruto de la investigación de un caso ocurrido en 1959 en Holcomb (Kansas, EEUU). Los culpables fueron Dick Hickcock y Perry Smith, dos jóvenes americanos que, como ya he dicho, cometieron el crímen y fueron ahorcados cinco años más tarde. 

Es tal el grado de detalle de la narración y la cercanía de los personajes, que terminas el libro con la sensación de que Dick y Perry han sido colegas tuyos de toda la vida. Refleja muy bien las dos caras del caso: la parte del asesino y la de la sociedad que lo sufre. Un libro que me ha gustado mucho, tengo que leer algo más de Truman Capote...


NANA (Chuck Palahniuk)

A un periodista americano (debe ser que todo ocurre en EEUU) le han encargado investigar sobre la muerte súbita infantil. La cosa se complica cuando empieza a visitar casas donde han muerto bebés y en todas encuentra una antología de poemas africanos abierta siempre por la misma página. Esa página, claro está, tiene escrita una "nana letal" que todo el que la escucha palma al momento...

La idea es macabra y cruel, pero hay que reconocer que como historia para leer tiene gancho. Sin embargo, a mí lo que es el desarrollo del libro no me ha gustado mucho. Una historia rara llena de personajes extraños y frases a medio acabar que no entiendo. A decir verdad, quería terminarlo no porque me gustase la historia sino para ver cómo terminaba, ya que no tenía ni idea de por dónde podía salir aquello. 

Pues bien, el final ya es lo más raro entre lo raro... una ida de olla de impresión! Será que yo no tengo la cabeza hecha para las abstracciones, porque a mí el final de este libro me dejó más confundido todavía de lo que estaba. No sé señor Palahniuk, igual pruebo a leer El Club de la Lucha a ver si me entero de algo más...


LA TEORÍA DEL TODO (Stephen W. Hawking)

A pesar de haber hecho química, siempre me han gustado bastante los libros sobre física y movidas del universo y la relatividad. Reconozco que la mayoría de las cosas no las entiendo completamente y a la media hora se me han olvidado, pero mientras leo es una de los temas con los que más disfruto. No sé, es algo raro porque ya me he zampado varios libros de este estilo y todos los he terminado salvo uno sobre Teoría de Cuerdas que abandoné por ser excesivamente denso.

En cambio, este libro de Stephen Hawking es todo lo contrario: ameno y relativamente divulgativo. Hay que tener antes algún conocimiento científico que otro pero ni mucho menos necesitas ser un superfísico. Creo que yo lo he entendido todo más o menos bien, así que cualquiera que haya hecho antes algo de ciencias puede.

Siempre me ha atraído el personaje de Stephen Hawking. Un tipo que vive atado a una silla de ruedas sin hablar ni moverse por culpa de una enfermedad degenerativa pero que, en cambio, posee una de las mentes más brillantes del mundo. Hay cosas que solo entiende él y ya está. Me encanta la seguridad con la que afirma sus hipótesis, a veces hasta llegando a parecer un poquito arrogante. Por ejemplo: 


"Así, incluso si todavía no hemos conseguido encontrar un agujero negro primordial, hay un acuerdo general en que, si lo hiciéramos, tendría que estar emitiendo muchos rayos gamma y rayos X. Si encontramos uno, ganaré el premio Nobel"


CON DOS COJONES STEPHEN!! Hay que estar muy convencido de lo que se dice para escribir esto y no quedar como un fantasma. En resumen: un libro sobre agujeros negros, termodinámica, relatividad, gravedad, planetas y mecánica cuántica escrito por uno de los tipos más listos que ha dado la especie humana hasta el momento. Si te van estos temas, altamente recomendable. 




Saludos barbastrenses!!

Comentarios