PRIMAVERA EN EL SOMONTANO: VIÑAS Y AMAPOLAS


Ya estoy de nuevo en Sevilla! Me he pegado toda la Semana Santa en Barbastro y volví ayer mismo aquí al sur. Se nota porque no he escrito nada en el blog desde entonces...algunos ya me daban por muerto. Pero no, lo que pasa es que en Barbastro el tiempo lo empleo en salir por ahi con mis amigos y en estar con la familia...por lo que el blog pasa a un segundo plano. Han sido unas vacaciones fantásticas, volver al pueblo siempre apetece y si encima te está esperando una gente como la que me esperaba a mí...mejor no puede ser. Ahora de nuevo en Sevilla, listo para afrontar estos dos últimos meses del curso llenos de solecito, volveré a ir escribiendo cositas conforme tenga ratos libres.


Se prepara una buena sobre Barbastro.

Esta entrada va a ser muy fotográfica. No me hubiera perdonado nunca el escribir sobre la bonita primavera sevillana y no hacer mención a la primavera de Barbastro. Los que somos de allí, tenemos la suerte de vivir en una zona con muchas posibilidades y paisajes preciosos. Barbastro está a tiro de piedra de los Pirineos pero también muy cerca de las playas catalanas...y que necesitas una gran ciudad? no hay problema! con una horita y poco de autovía te plantas en Zaragoza. No sé quien tuvo la culpa en su momento, pero cuando puso Barbastro ahí sabía muy bien lo que hacía! jejej
 


Desde el campo de fútbol
El origen de esta nueva entrada se remonta a las vacaciones de Navidad. Salí a correr una mañana con mi padre preparando la Maratón de Sevilla por la carretera de Cregenzán. Era una mañana muy fría y con el cielo despejado, vamos, de esas típicas que hace sol pero que igual estás a -4 grados. Lo bueno era que por esas carreteras pequeñitas y secundarias se veían toooodos los Pirineos nevados perfectamente: Cotiella, el Turbón, las Tres Orores, la Peña Montañesa, Ordesa...Así que me quedé con ganas de volver y hacer fotos, muchas fotos para luego poder enseñarlas a la gente para que pudieran ver lo bonita que es la zona de Barbastro. Ahora no me acuerdo por qué fue pero el caso es que no lo hice....

Así que este domingo, cuando acabé de comer y a pesar de que no hacía muy buen día, decidí que iba a ser entonces. Cogí el coche de mi abuelo (popularmente conocido como Cacahué), la cámara de fotos de mi padre....y al monte!! Lo bueno de Barbastro es que para estar en medio de la montaña no tienes que conducir más de 10 minutos desde cualquier sitio...es una chulada. Mi obtejivo era sobre todo hacer fotos panorámicas de los Pirineos pero como digo, el día no fue el más adecuado porque el cielo estaba nuboso y encapotado...así que tuve que cambiar de idea. Ya que no se podían ver las montañas, me puse a hacer fotos del campo. Ahora están todos los campos de trigo de un color verde precioso, de vez en cuando aparece entre las espigas alguna amapola roja que destaca muchísimo, luego están las margaritas amarillas, más y más amapolas rojas, arbustos, buitres...y sobre todo viñas. Si algo tenemos en Barbastro que nos sobra por todos sus costados son las viñas. Salgas por donde salgas de Barbastro te vas a encontrar inmensos campos de vid!!

Creo que es el primer día de mi vida que salí a un sitio única y exclusivamente a "hacer fotos" pero me lo pasé muy bien. Estuve casi dos horas yo solo caminando por el monte más agusto que en brazos! Cuando vuelva a Barbastro en verano lo volveré a hacer más a menudo y, entonces sí, podré hacer fotos de los Pirineos porque se verán perfectamente. Lógicamente, estas fotos de valor artístico tendrán más bien poco pero bueno, eso ahora no importa, lo que me gustaría es que se pudiera apreciar  lo bonita que es la zona en la que vivo y la suerte que tengo de ser de Barbastro. Aunque como todo, lo mejor es ir allí y comprobarlo por uno mismo, en una foto no se puede apreciar todo.









Las viñas todo alineadetas

Canal del Cinca

Monasterio de El Pueyo, presidiendo el Somontano

Más viñas




Bandada de buires en la carretera a Castillazuelo








Margatiras y amapolas



Y para terminar con esta declaración de amor a mi pueblo y este arranque de patriotismo aragonés, nada mejor que una canción de La Ronda de Boltaña. Saludos desde Sevilla!!

Comentarios