DE NUEVO EN BARBASTRO!

Se acabó Sevilla. No creo que sea un final definitivo y rotundo porque esa ciudad me ha gustado demasiado como para olvidarme y no volver. El próximo curso iré seguro a hacer alguna visita porque he hecho muy buenos amigos a los que tendré ganas de ver. Pero bueno, por el momento estoy en Barbastro ya para quedarme...

Tenía ya ganas de venir y reencontrarme con el fresquito de las noches porque eso sí, lo más horroroso de Sevilla eran estas últimas noches de calor en las que estabas en la cama "durmiendo" a 32ºC perfectamente.  No había noche en la que no me tuviera que levantar asustao a beber algo a la nevera. Aquí en Barbastro ya no, duermo como un campeón.

Si llegué aquí el miércoles, ya el jueves me subí en bici al Pueyo por el camino con mi amigo Alberto, que es con el que hago deporte siempre en verano y al que todos los años intento engañar para que haga la media maratón...pero nunca se decide porque le da cosa aunque está capacitado de sobras. Ayer viernes aparcamos la bici y fuimos a correr por un camino que hay detrás de las Huertas por el que vamos siempre, siendo que era el primer día hicimos la versión corta: 25 minutillos de galope pero bastante intensos y a buen ritmo. Tenía muchísimas ganas ya de volver a correr por los caminos del Somontano con los Pirineos al fondo porque ya se sabe...la cabra tira al monte!

Y nada, hoy nos vamos con los amigos unos días de playita en los que tendremos tiempo para todo: salir de fiesta, tostarnos al sol, comer, dormir, salir a correr por el paseo, cervecear...en fín, que sospecho que lo pasaremos bien! A la vuelta ya me pongo a estudiar para el examen que tengo en septiembre y a preparar el Trail Guara-Somontano, que tengo muchas ganas de que algún experto barbastrense me aconseje sobre el material, comprármelo y salir a trotar por el monte.

Comentarios

  1. Sé bienvenido Martin....pero no abandones Sevilla....esa ciudad enamora. Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario