TOUR CUBELOS 2011

Hola de nuevo!

Hoy vengo a contar la aventura en la que el jueves pasado nos embarcamos mi padre y yo por el pirineo franco-aragonés. Todo salió de la inquieta cabeza de mi padre, alias Pepe Q para los amigos. Un día a principios de julio me propuso irnos cuatro días los dos juntos a hacer kilómetros con la bici por los Pirineos. Al principio es cierto que le dije un poco que sí por hacerle callar, porque Pepe Q hace siempre tantos planes que si te paras a discutirle todos no acabarías nunca; pero bueno, luego lo pensé un poco mejor y me pareció que tenía buena pinta...todo lo que sea combinar deporte, naturaleza y buena compañía merece la pena.


En el garaje de casa, a punto de empezar el pedaleo.

Al final, tras darle unas vueltas y mirar varias opciones, esbozamos las que iban a ser las 4 etapas ciclistas que íbamos a afrontar en esos cuatro días, de jueves a domingo. Con inicio y final en Barbasbtro, el plan consiste en llegar hasta Francia para hacer algún puerto de montaña de los que se suben en el Tour. Los preparativos consistieron principalmente en pedirle a Gibanel una bici híbrida de esas que se le pueden poner dos alforjas detrás. Como Pepe Q lleva toda la vida yendo en bici y yo no, se decidió en asamblea que yo llevaría su bici de carretera y él llevaría la de las alforjas. Y menos mal, porque si tengo que llevar yo las mochilas no llegamos ni a Salas Bajas...Asi que el plan era el siguiente: dos tipos, dos bicis, dos alforjas, ropa de repuesto y una tarjeta de crédito. En resumidas cuentas ese puede ser el resúmen, el resto ya son carreteras, kilómetros y sudores varios. Voy a hacer un pequeño resúmen de lo que hicimos cada día con alguna fotillo que hicimos...


JUEVES 28 DE JULIO (BARBASTRO-SAINT-LARY SOULAN) 140 KILÓMETROS

Como somos más chulos que nadie, ya el primer día le echamos un par y dijimos: "¿Hasta Francia? Pues hasta Francia que nos vamos!!". Dejamos las bolsas preparadas la noche de antes y a las 7 de la mañana todo el mundo arriba. Desayunamos tranquilamente y a las 8,15 aprox. comenzamos nuestra andanza. Salimos de Barbastro hacia Naval pasando por Salas (Bajas y Altas...). Allí en Naval hicimos la primera parada en boxes a beber agua de la fuente antes de subir el Alto del Pino. En este puerto, la rueda de delante de la bici que llevaba Pepe Q pinchó dos veces en escasos 3 kilómetros. Fruto de la desesperación, estuvimos cerca de mandar todo a la mierda y volver a casa porque sacaba muy mala pinta el asunto pero no...un aragonés es tozudo y nunca se rinde. Lo subimos, lo bajamos, llegamos a Abizanda, pasamos por Aínsa y como, paramos a comer a las 2 de la tarde que eran ya en Casa Turmo (Labuerda). Un buen platote combinado de longana y huevos fritos, un cafelillo y vuelta a empezar.

En la fuente de Naval echando un traguillo


Pepe Q con su sombrero de cazar leones reparando un pinchazo en el Alto del Pino
Poquito a poco y sin ninguna prisa empezamos a pedalear dirección Bielsa, pasando por Escalona, Lafortunada y todos esos pueblos montañeses...Y llegados a Bielsa se podía decir que terminó la tontería. Llevábamos ya 100 kilómetros en las piernas, eran las 5 de la tarde y "sólamente" nos quedaba cruzar a Francia por el túnel. El tramo desde Bielsa hasta la entrada del túnel lo hicimos más andando que en bici porque nos dimos cuenta que adelantábamos más. Mi padre lógicamente por el peso de las bolsas y yo porque ya había sobrepasado con creces mi límite de "resistencia ciclista", ya que la última vez que yo cogí una bici de carretera fue hacer tres años y la use para subir a Colungo.
La Peña Montañesa, de lo más bonito que hay

Bueno, el caso es que a las 7 de la tarde llegamos como pudimos a la entrada del túnel y una vez allí sí que no quedaban más pelotas que montarse en la bici. Para colmo, ahora el túnel está en obras y solo se circula en una dirección regulada por un semáforo, por lo que a ratos te vienen los coches de cara y a ratos de frente. Encima, no podía faltar la típica niebla que siempre hay en el lado francés del túnel. De los 3 kilómetros que tiene, más o menos la mitad los hicimos con esa maldita niebla y con un frío horroroso. Si a eso le sumas que encima está en subida....la misma muerte a pellizcos. Yo llegué a Francia queriéndome morir.

Serían sobre las 7,30 o así de la tarde y todavía nos quedaban unos 20 kilómetros hasta Saint Lary pero que ya fueron de regalo por ser bajada o llano practicamente. Al final, ya casi de noche llegamos al hotel, nos duchamos y salimos a cenar a un restaurante. Coincidió que justamente en la plaza del pueblo había una verbena de un duo de Barbastro. Chocaba bastante llegar a Francia una tarde de julio y escuchar de fondo Amparito Roca...

Bienvenidos a Francia chavales!!



VIERNES 29 DE JULIO (SAINT LARY SOULAN-VIELLA) 90 KILÓMETROS

Lo que más recuerdo de esa mañana es el dolor de culo que tenía. Yo que no estoy acostumbrado a ir en bici y menos aun a llevar culottes de ciclista pues claro, meterte un día porque sí 140 kilómetros entre pecho y espalda no es bueno para la salud...

Foto de pofesional


Salimos también prontito del hotel de Saint Lary hacia Arreau. Allí paramos en un Carrefour a comprar crema solar (para no quemarnos) y crema hidratante (para los huevillos y partes íntimas, que estaban un poco coloraos los pobrecitos...). Luego llaneamos durante un rato y nos plantamos debajo de nuestro primer puerto de Tour: el Col del Peyresourde. Como Pepe Q iba con las bolsas y yo sin nada, siempre iba un poco por delante de él. Entonces me podía permitir ir parando a descanasr y beber agua cada 2 kilómetros o así con la excusa de esperarle. Como no teníamos ninguna prisa ni nos esperaba nadie, era un buen sistema. Y así chino chano llegamos a la cima del puerto tras 9 kilómetros de ascensión. Contado así parece muy fácil pero a mí la verdad es que se me hizo duro y largo...no estoy yo aun para estos trotes. Lo mejor del puerto es que arriba había un chiringuito que vendía crepes a 50 centímos. No sé si fueron dos o tres los que me comí....pero los pillé con muchas ganas.

Descansando en el Peyresourd

Lo bajamos y paramos a comer en el primer pueblo que nos encontramos: Luchon. Un buen menú francés (aunque eran las 2,30 y a esas horas ya comimos de milagro), un poco de sobremesa...y vuelta al pedaleo. Nada más salir del pueblo comenzaba la ascensión del segundo y último puerto del día: el Portillón. Es el puerto de montaña que separa Francia de España. Esta subida fue bastante más agradecida, yo no se si por el paisaje, porque había más sombra, porque la carretera zigzagueaba más o qué...pero fue mucho más llevadero y ameno. Al llegar arriba, típica foto y a bajar se ha dicho!

Pensábamos que nada más bajar nos encontraríamos de frente con Viella pero no. Quedaban unos 15 kilómetros que fueron los típicos que sobran claramente. Una carretera con tráfico, que tan pronto sube como baja...en fín, una mierda. Lo mejor de Viella es que justo al entrar nos dimos de frente con una churrería que nos vendió un chocolate caliente con churros que, a mí por lo menos, me devolvió la vida.

Fresco tras el baño

Fuimos a dormir al parador. Pintábamos menos allí que una mierda en un cristal porque eran todo personas mayores así serias y secas y claro, llegamos nosotros dos en bici, sudados y guarros y nos miraban raro. Nada más llegar a la habitación y a pesar de que no hacía muy buen día, nos calzamos el bañador y a la piscina!! Entonces la gente sí que nos miraba raro porque éramos los únicos que estábamos allí chapoteando. Eso sí, el agua estaría fría...pero nos dejó las piernas nuevas. A las 9,30 de la noche estábamos ya metidos en la cama...

SÁBADO 30 DE JULIO (VIELLA-SESUÉ) 68 KILÓMETROS

Lo que más recuerdo y recordaré de esa mañana es el desayuno que nos apretamos. Eso sí que era un buffet libre y lo demás tonterías! Me puse hasta arriba de comer, que no sé ni cómo no me sentó mal...

Salimos del parador y nos quedaban 5 kilómetros de subida hasta la entrada del túnel de Viella. Sin ningún tipo de prisa, los hicimos a la marcheta y nos dispusimos a entrar. A los 300 metros, nos cruzamos con un coche de los Mossos del que bajó un agente que amablemente me "invitó a salir" del túnel. Motivo: que somos unos dejaos y yo no llevaba ni chaleco reflectante, ni luces ni nada de nada...Lo llevaba todo mi padre que iba detrás mío para que nos vieran por detrás. Nos echó del túnel y nos dijo que nos debería de haber puesto una multa de 300 euros pero que no tenía ganas y que nos buscáramos la vida, pero que así yo no podía pasar el túnel. Entonces eso, a buscarse la vida...
Buena subidita

Nos quedamos en una explanada que hay al principio pensando qué se podía hacer. Yo empecé a llamar a mis amigos para que miraran en internet horarios de autobuses que vinieran desde Viella y que cruzaran el túnel pero, como era aun pronto por la mañana, estaban todos "apagados o fuera de cobertura". A la media hora de estar allí ya medio desesperados, vino precisamente un autobús de línea con el conductor y un montañero que iba al parque natural de Aiguas Tortes. Nos medio tiramos en la carretera para que parara y nada más vernos el chofer, sonrió y paró. Le explicamos la situación y sin ningún problema nos dejó cargar las bicis en el maletero y nos cruzó el túnel con el bus.

Ya en el otro lado, comenzamos la bajada hasta el primer pueblo: Vilaller. Allí tuvimos que parar obligadamente porque lo primero que nos encontramos fue un enorme cartel de Pesquer: Industrias de la Madera. Es gracioso estar por ahi lejos de casa y ver el cartel de la empresa de tu familia...hace ilusión jajaj Siguiendo poco a poco llegamos al desvío donde se entraba de nuevo en la provincia de Huesca y a escasos 40 metros del cartel....pum!! Otro pinchazo!! Conque nada, ahí estuvimos otro rato más reparándolo y seguimos marcha. Subimos el Col d'Espina y paramos a comer un bocata en Laspaúles, donde al lado se estaba celebrando una boda.

Pesquer por el mundo


Tras la sobremesa de rigor, subimos el col de Fadas y ya cara abajo hacia Castejón de Sos. Esa bajada fue de las que más me ha gustado de todo el viaje, un paisaje espectacular rodeando el Turbón por la parte de atrás...increible. Y ya nada, una vez en Castejón giramos a la derecha y en un cuarto de hora estábamos en Sesué, donde nos quedamos a dormir en el piso de una amiga. Antes de cenar en casa de un compi de trabajo de Pepe Q, cogimos su coche y fuimos a Benasque a ver la llegada del Trail del Aneto. Yo estuve cogiendo ideas de cara al Trail de Guara del 2 de octubre...me dieron un montón de ganas de hacerlo ya!!

DOMINGO 31 DE JULIO (SESUÉ BARBASTRO) 86 KILÓMETROS

Esta etapa se resume rápido porque después de toda esta paliza de kilómetros y puertos fue un verdadero paseo. Fuimos a desayunar a un bar a Castejón de Sos y a las 9,30 nos pusimos en marcha dirección a Barbastro. Bien, pues a las 12 de la mañana estábamos ya en casa. El camino era todo llano o bajada salvo al final que tuvimos que vérnoslas con el Ariño pero bueno, ya después de todo lo anterior como si nada...


RESUMIENDO: ha sido una experiencia muy bonita, sana y divertida. Yo pensaba que se me iba a hacer más pesado porque al no ir nunca en bici me daba algo de miedo, Pero para nada, ha estado muy bien y seguro que otro verano repetimos. Me ha sorprendido la cantidad de paisajes y sitios increíbles que tenemos aquí tan cerca de casa y que ni conocemos simplemente por no moverse del sofá. Cada día me gusta más la montaña y hacer deporte, aunque no me extraña porque con estos sitios cualquiera...


Saludos desde Barbastro y que os aproveche a todos el vino en estos días de Festival!!

Comentarios

  1. Por lo visto la "potra de Pepe Q" ha funcionado al máximo. Restaurantes a punto de cerrar, verbenas nada más llegar, autobús para cruzar túneles", etc., etc. Bueno, lo habéis pasado genial en ese mano a mano, padre e hijo, de lo cual me alegro. Por cierto, cómo está la bici de mi primo? Un abrazo. Javi

    ResponderEliminar
  2. Tremenda kilometrada, los Q sois la leche. Veo que estuvisteis en Viella el viernes 29, y curiosamemte yo llegue por alli el sabado 30 en la Trail del Aneto. Mira que si aparezco por alli medio zombi que iba y me encuentro a Pepe Q con ese sombrero...???
    Saludos para toda la familia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario