LA NOBLEZA DEL RUGBY

Sigue sin llegar mi entrada sobre Objetivos2012, pero he aquí una nueva entrada sobre ese deporte que también me tiene tan enganchado: el rugby. No tenía previsto escribir nada sobre rugby pero hoy por la mañana, en mi típica visita matutina al Marca he visto una noticia que me va muy al pelo para lo que quiero contar. Pongo a continuación el enlace de dicha noticia:


El titular lo deja bien claro. Por circunstancias del juego, un jugador del Benetton Treviso comete una infracción y el árbitro (dentro del campo de rugby se le llama Señor), le llama en presencia del capitán de su equipo. ¿Por qué en presencia del capitán? Porque en rugby, el capitán es la única persona sobre el campo que puede hablar con el Señor. El caso, que les llama y les explica pausada y detalladamente qué es lo que ha pitado y por qué. Hasta ahí todo bien, siempre es así en rugby. El Señor te amonesta, te explicas y tú le escuchas, te callas y aceptas. Pocas veces el Señor pita algo y no te explica por qué. Lo bueno de este video es que el Señor acaba la exposición diciéndole al jugador "this is not soccer", es decir.... esto no es fútbol!!! Brutal. Ole tus cojones árbitro!!


Esta simple frase tiene muchas más implicaciones de las que parece a simple vista. En España, siempre se compara un poquito el fútbol y el rugby en el sentido de la elegancia, la honestidad y la nobleza de los jugadores. A mí el fútbol es un deporte que me gusta mucho, pero hay que reconocer que hoy en día los futbolistas son como niñas de 6 años (salvo contadas excepciones). Aun no les ha tocado el contrario que ya están revolcándose por el suelo como si se les hubiera partido la pierna...y al minuto lo tienes corriendo como un gamo por la banda!! Eso no está bien, es cobarde e impropio de un deportista (ya sea profesional o aficionado). Si a un jugador de rugby se le ocurriera hacer eso durante un partido, sería el propio capitán de su equipo el que se le acercaría y le levantaría del suelo a base de hostias...y nadie diría nada. Es más, te llevarías la bronca de tu mismo equipo, no del contrario.


Todo este rollazo viene a que el pasado miércoles tuve mi primer partido de rugby de la liga universitaria y pasó algo similar. Juego en el Trofeo Rector de la uni, cada uno juega con el equipo de su facultad, yo estoy en el equipo de Ciencias. Debutamos contra los Ingenieros, que tienen a mitad equipo federado y nos pegaron un repaso importante (de juego, de táctica, de trompazos...). Era lo normal, probablemente son los que van a ganar la Liga y en nuestro equipo la mitad era la primera vez que jugaban un partido de rugby. Perdimos de mucho pero de menos de lo que esperábamos y por eso acabamos contentos y con la cabeza alta. Yo fui el zaguero durante todo el partido.


Pero bueno, que me pierdo. Lo que me apetecía contar esta vez es sobre un "lance" del juego que ocurrió durante el partido. Os pongo en situación. Hay un balón dividido por el suelo y se acercan dos jugadores a la vez a por él. El ingeniero se lanza al suelo para agarrarlo mientras que el de ciencias, que estaba un poquito más cerca, decide patearlo hacia delante. Pateó el de ciencias sin problemas, pero fue tan justa la cosa que no pudo evitar darle una pequeña patada en la cara al otro, que en ese momento estaba por el suelo intentando llegar a por el oval. ¿Qué pasó? NADA. El Señor paró el juego y todos los jugadores, de ambos equipos, nos arremolinamos alrededor del ingeniero para ver si estaba bien. Todo en orden. El chaval dijo que le habían dado en la cara y ya está, ni se quejó ni nada por el estilo. Entonces hubo otros ingenieros (probablemente serían de los más novatos) que recriminaron un poco la acción al jugador de ciencias diciéndole que tuviera más cuidado y no volviera a hacer eso. ¿Y qué pasó? Que tomó la palabra el Señor. ¿ Y para qué? No recuerdo cuáles fueron sus palabras textuales pero dijo algo así como: "Chavales, esto es rugby y ya sabeís lo que hay. En esta jugada no se ha cometido ninguna infracción. Es una circunstancia más del juego que en el momento en que os meteis aquí sabeís que puede pasar. Repito, esto es rugby. Continúa el juego".


Y es así, no hay más. El Señor habló y nadie tuve absolutamente nada que objetar. Ni de mi equipo ni del otro, y mucho menos el tipo que estaba con la cara pateada. No había infracción y punto en boca! Esto en el fútbol es impensable y no con una patada en la boca. Cuando se da una situación "un poco subidita de tono" lo primero que pasa es que todos los jugadores se lanzan a por el árbitro sin ningún tipo de respeto hacia él: gritándole, haciéndole gestos, insultándole en según qué casos, fingiendo...En rugby sólo hablan con el Señor los capitanes. Y si por un casual se te ocurre reprocharle algo al Señor ya se preocupará tu capitán de callarte como él crea conveniente. Y tampoco dirá nada nadie...todos pensarán que te lo tienes merecido!


Con esto no quiero decir que el rugby sea mejor que el fútbol, ni lo contrario tampoco. Son deportes distintos y a cada uno le gusta lo que le gusta. De hecho, a mí el fútbol me encanta y hoy mismo he quedado con amigos para ver el Mallorca-Real Madrid. Sólo quiero dar a entender que a pesar de la aparente brutalidad que rodea al rugby, hay una palabra por encima de todo que es RESPETO. Y eso te lo enseñan desde el momento en que decides jugar a este noble vicio. Lamentablemente, hay muchos depotes, y el fútbol en especial, en los que el respeto hace tiempo que no existe: ni hacia tu equipo, ni hacia el contrario, ni hacia el árbitro, ni hacia los aficionados (repito, salvo contadas excepciones). Nada más, no estoy diciendo que los futbolistas se tengan que coser a patadas...simplemente que deberían ser todos un poquito más honestos y dedicarse a jugar.

Como bien dice un antiguo dicho británico:

"El fútbol es un deporte de caballeros jugado por villanos y el rugby es un deporte de villanos jugado por caballeros"


¡¡¡LARGA VIDA AL RUGBY!!!

Saludos gélidos desde Barbastro!

Comentarios

  1. Con todo su permiso, y todo mi sentimiento:
    ¡Lo ha clavado!

    Siga disfrutando de esa droga que es el rugby, yo con mis 45 tacos, cada día la disfruto más. (viendolo, lo de jugar es otra historia, supongo que superior)

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada martin. Soy futbolero pero tienes toda la razon.

    Alberto

    ResponderEliminar
  3. Situaciones como las descritas, yo, apasionado del fútbol, las vivo cada día, pero no sólo en los profesionales, los de la TV, los que deberían dar ejemplo, también en juveniles, cadetes y en categorías inferiores. Los valores de respeto que deben hacer crecer nuestra sociedad parece que NO tiene sentido en nuestro fútbol actual.....yo no me canso de repetirles a los críos en benjamines (donde juega mi hijo) que aprendan a respetar al rival y al arbitro, pero los ejemplos de lo que ven en la TV les pierde.....

    ResponderEliminar
  4. Por lo que voy leyendo creo que el mensaje que quería transmitir ha llegado muy bien, sin ambigüedades ni rodeos! Me alegro! Muchas gracias y que viva el rugby!

    ResponderEliminar
  5. ala que luego nos veremos por ahi, cuando escribiste esto ya estaba el equipo en marcha?

    ResponderEliminar
  6. el rugby es el mejpr de porte yo lo digo por q yo lo juego y el futboll es muy pantallero

    ResponderEliminar

Publicar un comentario