MARATÓN DE BARCELONA 2012

Hoy vengo con una entrada muy especial. He contratado un redactor becario al que le encargué que corriera el Maratón de Barcelona 2012 y luego escribiera un resumen en mi blog. Es mi tio, es mi amigo, s el padre de los "miniprimos" más guapos del mundo, se llama Óscar y este es el relato de su primer Maratón. Enhorabuena tio!!! (y nunca mejor dicho...)



En primer lugar queria agradecer el trato de invitado estrella al blog. Esto solo lo pueden hacer los elegidos que corren su primera Maratón en 2h11 y ganan la prueba. Dado que Julius Chepkowony está atendiendo otros medios me han permitido sustituirle y escribir mi crónica.

En mi opinión no se puede entender una Maratón sin el previo. Ni que decir tiene que todo esto lleva un proceso duro de entrenamiento, y en mi caso condicionado por la falta de tiempo y la "famosa" conciliación familiar y laboral. Empecé a prepararme a conciencia tras el fiasco de la carrera de montaña de Torla en Octubre. Me di cuenta que habia que esforzarse para conseguir los objetivos. Siempre tuve claro que debía ser la Maratón de Barcelona 2012 por estar al nivel del mar, ser llana y disponer de ambiente y climatologia propicios.

La verdad que no he seguido ningún tipo de preparación guiada. Acostumbraba a hacer 2 dias a la semana 10k y el finde aumento progresivo de kilometraje. Para tiradas largas casi siempre intentaba ir con gente, aunque fuera pleno invierno a las 9 de la mañana con -7º, eh Tin? Realmente es de locos. Yo no paraba de repetirme que esto lo hacia una vez y no más, Santo Tomás. 800 km de entreno, te apetezca o no, saliendo porque "toca", porque mañana trabaja la Pesqui, porque tienes "deberes", etc. Incluso llegaba a casa al mediodia, me cambiaba rápido, hacia unos cuantos km, estira, ducha, mal-come y vuelta al trabajo. Eso es una matada y me ha creado cierto estrés. Y menos mal que para cortar los entrenamientos me apunté a las medias de Sitges y Barcelona, ésta última con MartinQ a la par. Pero qué ganas tenía que llegara el día!!!! El verdadero sacrificio es entrenar, no correr la prueba.


Grupo CAB y amigos

La única duda en este tiempo ha sido la sobrecarga en el tibial que me ha tenido 1 mes y medio comiendome el tarro. Los masajes la controlaron pero la tendinitis seguía allí ronroneando y no me garantizaba acabar. Que sí, que en caliente no siempre molesta, que también influye la cabeza, pero en su fase aguda ya se encarga de recordarte que duele un dia sí y otro también.


Respecto a la Maratón, era importante empezar bien el día y llegar con los Q "in time" a la Pza. España; reunirte con la gente, hacer las fotos del CAB sin los moxuelos, echar unas risas y templar los nervios. Justamente arrancamos cuando el marcador anunciaba los 10 minutos desde el pistoletazo de inicio. En la salida yo buscaba sobre todo no perder a Antonio Gibanel que iba a ser mi referencia. Miky animó los primeros kms y la vuelta al Camp Nou fue apoteósica echando risas con Dani Sierra, Julito, PepeQ, etc. Un montón de gente había aguantado la orina hasta allí para dejar rastro. Hasta ese momento, y tras la primera aparición del "paparazzi" MartínQ, eramos un grupo homogéneo y me lo estaba pasando de PM (Post Meridiam).

Antonio lo hizo perfecto pero está claro que no se pueden compaginar ritmos diferentes. Así que Dani Sierra y Julito se fueron destacando en Gran Via y yo no sé por qué, ni cómo, me fuí con ellos abriendo hueco poco a poco a partir del km 13. Por allí reaparecía Tintxu nuevamente para dar información privilegiada e intentar robarnos alguna foto más. Luego, tal y como suponía visto el recorrido, antes de llegar a la Media en la "Eterna Meridiana" se me empezaron a cargar los muslos y me descolgué para reengancharme con los que vinieran detras. Hidratación contínua y un gel (km 18) me permitió no perderlos de vista y alcanzarlos para entrar en Diagonal Mar juntos. Otro gel (km 26). En la torre Agbar se suponía que estaba la Family pero entre toda la gente que había era imposible verlos. Error de colocación a subsanar. Al final, de milagro, cuando ya había pasado de largo, les pude saludar con la mano. Pretendía parar a darles un beso pero encima me pillo a lado cambiado. Desilusión total.



Creo que me afecto porque al girar en el Forum del 30 al 33k no me encontraba con fuerzas de seguir el ritmo. Estaba pasando mi peor momento y me aferraba como podia a Dani y a Julito que seguian tirando a gusto. Buscaba a Tintxu por todos lados para que me diera el "tiro" pero no aparecía. Oportúnamente decidí tomarme otro gel (km 33) y la verdad que me pegó un subidón que no veas. Pasamos el Arco de Triunfo tirando fuerte. Allí, la sorpresa de ver nuevamente a las Pesquis y los crios me dió más moral. Sin hablarlo, creo que los tres teníamos en mente la posibilidad de bajar de 3h45 si apretabamos los dientes. Así que dejé de chupar rueda, me até los machos y comencé a zumbar por las calles del centro de Barcelona. Puerta del Angel, Ferrán, Ramblas y Paralelo en "slalom", apartando a gritos o incluso con los codos a la gente que iba por delante hecha polvo. Giraba la cabeza y Dani hacía lo mismo mientras Julito se quedaba un poco más atras. En la llegada esperaba ver a mis niños pero no les dió tiempo de llegar y además hubiera sido dificil descubrirlos y cogerlos entre la muchedumbre.


Una vez cruzada la linea de meta, necesitaba unos momentos de soledad para tomar conciencia de la hazaña. Era Finisher, era Maratoniano!!!! Y lo había logrado en 3h44m12, por debajo de las 4h que era mi reto personal y bajando de las 3h45m que era mi máxima aspiración. Además habia disfrutado a tope de la carrera. No podía hablar, ni comer, ni beber, sólo me apetecía estar ahí parado, feliz, en medio de la calle y llorar de emoción. Mi único pensamiento en ese instante era de agradecimiento a toda la gente que había hecho posible este sueño. Aunque a algunos les pueda parecer insignificante todos los citados han colaborado a realizar estos 42 km y eso no se olvida. Dedicada a todos vosotros, pero sobre todo a Chusé e Ixeia para que un día puedan decir que su papá acabó una Maratón. Y en especial a mi sobrino MartinQ que no pudo correr, pero estuvo ahí antes, durante y después. Siempre ahí. Un auténtico orgullo ser tu tío. A tus pies.

Reencuentro con la familia

Con los peques y la medalla Finisher!

Comentarios

  1. Oscar voce me mata... gran cronica y gran carrera... el primer maraton es un evento inolvidable... y 3:44 es la leche. Mi mas sincera ENHORABUENA.

    Martin, gracias por los animos, las fotos y la logistica guardarropil. A ver cuando te dejan correr...

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena de nuevo Oscar!!! Ahora a por la segunda o a por lo que quieras... Pero nunca será como esta, será incluso mejor.

    ResponderEliminar
  3. Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo. Creo que es de Aristóteles

    ResponderEliminar

Publicar un comentario