UNA PARADITA TÉCNICA Y A BOLTAÑA

Llevaba sin escribir desde el día 22 cuando conté lo de Osán. Desde entonces no he tenido mucho tiempo de sentarme un ratito frente al teclado porque no he parado quieto.

Vayamos por orden. El último finde de abril y coincidiendo con el puente de mayo, me bajé con una expedición barbastrense al VIÑAROCK: festival de música, fiesta y drogas (pal que quiera) que se celebra todos los años en Villarobledo (Albacete). Dicen que se vendieron alrededor de 60.000 entradas para los cuatro días que dura. Ha sido la primera vez que he estado en un festival así en el que tienes que "sobrevivir" en una tienda de campaña que, al segundo día en el mejor de los casos, ya está llena de barro y cerveza. La experiencia ha sido muy buena, creo que otro año volveré si puedo aunque podríamos haberlo pasado muchísimo mejor si hubiera acompañado el tiempo. Estas cosas son gozo puro si hace solecito porque vas a los conciertos (que son desde las 4 de la tarde hasta las 5 de la mañana), vuelves a la tienda cuando te apetece, te tumbas al sol con una cervecita, vas a otro concierto, cenas, te encogorzas un poco, vuelves a las carpas...y al día siguiente más de lo mismo.

Sin embargo, ha hecho un tiempo malísimo. Se podría decir que el sol lo vimos la última mañana para recoger la tienda y volver a casa. El resto de los días han estado llenos de frio, lluvia, nubes, aire y en consecuencia: barro, muuuuucho barro. Por tanto, ha resultado un poco incómodo aunque nos lo hemos pasado pipa igualmente. Lo que tiene narices es que de todos los conciertos que había, los que más m molaban son los que me he perdido: Los Chikos del Maíz y Benito Kamelas. Para compensar, estuve en muchos otros guapísimos con los que disfruté mucho y que me sirvieron para descubrir grupos como Narco, Boikot, The Locos o Non Servium.

Empieza mayo y hay que purgarse a base de sudar tras el paso por el Viña. Como dentro de poco empiezan las carreretas de montaña, últimamente he ido saliendo con la mochila y a paso lentito de ir por el monte. He entrenado por Zaragoza, Barbastro, la Boquera...y estoy descubriendo que cada vez me gusta más.

Sudando para poner a prueba la patata...


Otra cosa. Ayer por la tarde estuve en Huesca para recoger un regalo que me trajeron los Reyes Magos este año. Era una tarjetita firmada por el doctor Fernando Sarasa que me invitaba a realizar una Prueba de Esfuerzo en su consulta. Hasta ayer, no sabía ni qué era eso. Ahora sí que lo sé y parece ser que me salió muy bien. Me midieron por mil sitios, tuve que hacer fuerza con los brazos, doblarme, saltar, responder preguntas, soplar y finalmente dar pedales hasta sudar gotas gordas como puños. Para que pueda sacar sus conclusiones tengo que llevarle una radiografía de la espalda, porque había algo por ahi dentro que no cuadraba. Fue muy divertido e interesante y además, me hizo sudar como un cerdito. Todavía no sé nada de resultados pero creo que van a salir bien y que estoy fuertecillo. A ver si paso la ITV que si no...



Como anécdota curiosa; entre todas las fotos, diplomas, condecoraciones, méritos y demás familia que adornan el despacho de un médico deportivo...estaba la mítica foto de Paco Jordán cruzando la meta en la UTMB. La tenía ahí como el que tiene una camiseta de Magic Johnson firmada...


Y ahora sí que sí: Boltaña. Este sábado se celebra la primera edición de la carrera de montaña O'VIENTO RONDADOR. Son 27 kilometrillos por las montañas del Sobrarbe, como aperitivo a la Ultra de la Peña Montañesa de junio. Como viene siendo habitual, de Barbastro vamos a acudir un porrón de gente, cada uno con sus objetivos e inquietudes. Los mios son los de siempre: disfrutar, pasarlo bien y no lesionarse. Veremos cómo de duro es esto. Sobre el papel no parece ninguna broma, que 27 kilómetros son muchos kilómetros.

Mi plan para el sábado es correr esto por la mañana, echarme una siesta reparadora y por la noche a otro festival de música. Esta vez en Barbastro, al Polifonik Sound. En este caso la música no me gusta pero como van todos mis amigotes y habrá gente lo pasaremos bien seguro. Vamos, que el sábado va a cundir...




No podría cerrar esta entrada sin dar un notición que, aunque no tenga que ver directamente conmigo, me ha alegrado como si así lo fuera. Mi amigo Alejandro Mariño ha debutado este domingo en una Media Maratón!! Ese fiel escudero que me acogió y acompañó en bici en el Maratón de Valencia y con el que tantos buenos momentos y entrenamientos he compartido y compartiré se ha lanzado a la piscina. Este domingo corrió la dura media maratón "Ciutat de Torrent" (Valencia) en 1h48min, que está muy bien para ser su primera vez. Ya tenemos un "engañable" nuevo para le media de Barbastro de este año, que promete ser brutal por las últimas novedades que van llegando...

Terminemos con un poquito de música de la que sonaba en el Viña, un poquito de ska y un poquito de denuncia social...que la cosa está "mu mala".


Saludos maños!

Comentarios

  1. Uf, tu vida también es bien ajetreada eh??...lo de esta sábado ya no hace falta que te diga no??...fotos y crónica!!!!!, Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Nos vemos por Boltaña.
    Fernando Sarasa (gran profesional y gran persona) se empeño que le mandase mi foto del UTMB... y tuve que hacerlo. Un honor estar por alli incrustado entre tantos elite y campeones.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario