domingo, 14 de diciembre de 2014

LOS VINOS DE DICIEMBRE 2014

Este mes la cosa va de variedades autóctonas. Si en la Navidad me inflo a vino del bueno igual tengo que hacer una Edición Especial Navidad 2014/2015. A ver si solo por escribirlo se alinean cuatro planetas y sucede!!

72 FILARA. 2010. Nero d'Avola y Frappato. Cantine Paolini. Sicilia IGT (Italia)

Excelente vino siciliano por ser sabroso, barato, completo y difícil de encontrar en otro sitio. Con esto último me refiero a que está elaborado con dos variedades de uva autóctonas de Sicilia que prácticamente solo se trabajan allí: un 60% de Nero d'Avola y un 40% de Frappato.

El resultado es un vino ligero y de nariz no muy intensa; pero muy sabroso, suave y largo en boca. No es de esos que hay que dejar reposar antes de beber para que se aireen, este vino hay que bebérselo rápido porque es de los que pide a gritos llenar otra copa! Se produce en la localidad de Marsala, al oeste de la isla de Sicilia.

Alegra mucho encontrarse de vez en cuando con un vino que se hace con uvas propias de la zona y que está tremendo. ¡¡Un gran descubrimiento en cuanto a calidad/precio se refiere!!



DUNA. 2013. Garnacha blanca y Alcañón. Bodega DCueva. VT Monegros (España). @vinodeldesierto

¡Dos de dos para esta pequeña bodega monegrina! Si en octubre ya disfruté con el Sed tinto, ahora con el Duna blanco ha vuelto a ocurrir. De verdad que no entiendo cómo se pueden hacer vinos tan ricos en medio de Los Monegros...

El Duna es un coupage de Garnacha blanca (80%) y Alcañón (20%), siendo esta última una variedad que sólo se utiliza en Somontano y alrededores. Produce vinos bajos de color y tirando a simplones, por lo que lamentablemente es una uva maltratada, olvidada y desterrada de su propia casa por las "variedades internacionales" (Chardonnay, Gewürztraminer, Sauvignon Blanc y demás familia). Por esto mismo, a un barbastrense le da mucha alegría descubrir un buen vino con Alcañón!

Es pálido y de poco color, pero al llevarlo a la nariz es pura potencia y perfume. No sé si el aroma es floral, frutal, cítrico o un poco de todo; pero es intenso, muy agradable y por encima de todo... largo. Tras 5 minutos de estar el vino en la copa sigue oliendo con la misma intensidad y frescor. ¡Una pasada! En la boca tiene untuosidad y sigue manteniendo la intensidad y persistencia que presentaba en nariz. Lo has tragado y el aroma no se quiere despegar de la lengua en un rato largo.

Desde mi humilde y novata opinión, recomiendo encarecidamente los dos vinos de esta bodega: Duna y Sed. Sed y Duna. Dos bombas de relojería sabrosas, intensas, bien hechas y económicas. A ver si vamos a tener que arrancar todo el panizo de Los Monegros para plantar viñas...



TORRE LA MOREIRA. 2013. Albariño 100%. Marqués de Vizhoja. DO Rías Baixas (España) @vizhoja

Siguiendo con las variedades autóctonas o asociadas a una zona geográfica, no podía faltar un Albariño gallego de pura cepa (nunca mejor dicho). Lo compré este verano en una pequeña tienda de Cangas de Onís (Asturias) como recuerdo líquido de las vacaciones. En la sección de curiosidades, Marqués de Vizhoja fue la tercera bodega española (tras dos riojanas) en incluir el código braille en sus etiquetas. Que no lo digo yo, que lo dice la ONCE...

Es un vino joven de color pálido y verdoso que tiene todo lo que le puedes pedir a un albariño de este precio. Nariz de intensidad media con fruta blanca y melocotón; boca con bastante acidez, suavidad, intensidad aromática y postgusto largo. 

No ha sido mi caso, pero siendo que este vino procede de las Rías Baixas, imagino que acompañando a un buen platito de marisco tiene que estar para chuparse los dedos. El que pueda que lo disfrute por mí.



¡Litros y kilómetros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario