viernes, 20 de marzo de 2015

LA MARATÓN DE CHÉLIZ

Cita anual de mi blog con otra de las carreras clásicas del calendario: la Marató de Barcelona. Nueva oportunidad para correr y nueva oportunidad que he dejado pasar. Tengo mis motivos, pero este año que me he trasladado por trabajo a vivir aquí y la he tenido "debajo de casa" como quien dice... estoy inscrito a la de Madrid! Qué le vamos a hacer, soy así de rarito y no tenía previsto este cambio de rumbo.

Por eso, al contrario que Paco Umbral, hoy NO hemos venido a hablar de mi libro. Si todo va como tiene que ir, volveré a escribir en mi libro la semana después del Maratón de Madrid, porque eso querrá decir que la he terminado como un campeón. Hoy toca rendir honores al "hombre de la semana" en Barcelona: Josep Mar.... perdón. Mejor dicho: 

JOSEP MARÍA CHELIZ

A diferencia del año pasado, este 2015 mi Marató de Barcelona se desarrolló entre el público, con pantalones tejanos y no pantalones cortos. Ya que no corría, salí a la calle a animar a todo bicho viviente que se estuviera enfrentando a los 42K, y en especial a dos personas antagónicas: a mi amigo Javier (que debutaba en la distancia) y a mi amigo Josep María (que debutó en la distancia hace 35 años). 




En Barcelona se habló mucho de Josep María la semana pasada por sus apariciones estelares en La Vanguardia y la revista Runners, en referencia a su récord de participaciones consecutivas en la Marató de Barcelona. Su récord es fácil de entender y difícil de conseguir, porque ha corrido TODAS las ediciones. Sí, todas. Las 35. 

O sea, nueve años antes de que yo naciera Chéliz ya estaba corriendo la Marató de Barcelona y así ha seguido hasta el domingo pasado. ¡Visto así es acojonante! La diferencia respecto a años anteriores es que esta vez, parece ser que la organización "se ha dado cuenta" de que es el único y le ha rendido un merecidísimo homenaje. Entre otras cosas, corrió con el dorsal 35 reservado a los atletas de élite y recibió un cartel conmemorativo a su llegada a meta. 


Hablé con él un par de veces antes y después de la carrera y me consta que disfrutó como un niño pequeño. Corrió la carrera "de su casa" sintiéndose muy arropado por la gente y la organización... y encima hizo muy buen tiempo para lo que venía consiguiendo años atrás. Día redondo. Me alegro muchísimo porque lo pasó en grande de principio a fin.

Este es el video que le hice al paso por el bajo la Torre Agbar: 74 años en el DNI, 30 kilómetros en cada pierna y fresco como una rosa. ¡Lo de este hombre es alucinante! Luego volví a verle pasado el Arco del Triunfo en el K37, pero allí ya estaba muy bien arropado por dos familiares que le acompañaron hasta la meta para vivir los últimos kilómetros juntos. La pregunta es: ¿qué le haremos el año que viene cuando finalice la 36? ;)

video

Un amigo, un ejemplo, una buena persona y un gran corredor. 


¡Saludos, litros y kilómetros desde Barcelona!

1 comentario:

  1. Espectacular. Gran video tb. Josep Maria sí es un grande desde la humildad y no tanto listillo apuntado a la moda del running que en 4 dias creen saberlo todo, Media vida dedicada a correr aporta experiencia, conocimiento y sabiduría. Aupa Cheliz!!!!

    ResponderEliminar