domingo, 2 de julio de 2017

LOS VINOS DE JUNIO 2017

Llega junio con un tintorro francés que hace tiempo me estaba esperando, una joyita del sur en pequeño formato y un Somontano con el que doy la bienvenida al nuevo proyecto en el que me he embarcado. ¡Que no pare la fiesta!


DOMAINE DE L'A. 2005. Merlot y Cabernet-Franc. Derenoncourt Vignerons Domaine de L'A. AOC Cotes de Bordeaux Castillon, Burdeos (Francia)


¡Por fin, por fin se ha abierto este vinazo en casa!. Lo compré en El Petit Celler de Barcelona el último día que trabajé allí a modo de despedida y cierre de etapa asesorado, como no podía ser de otra manera, por el maestro Antonio Lopo. Entre las distintas opciones que tenía para elegir, finalmente nos decantamos por este bombazo de Christine y Stéphane Derenoncourt que pagué de muy buen gusto.

He tardado en descorcharlo porque era de esas botellas que guardas eternamente para esa ocasión especial que nunca termina de llegar. Pero al final, guiados por la filosofía Mr. Wonderful de "el momento perfecto no existe, coge el momento y hazlo perfecto"... lo abrimos con Judith un domingo normal y corriente de junio. A última hora de la tarde, en la terraza, a la fresca, con un poco de queso, no sé muy bien si para terminar una semana o empezar la siguiente, ella y yo, en pijama, sin prisas... ¡combinación ganadora!

Stéphane Derenoncourt es un prestigioso enólogo francés que aparte de poseer junto a su esposa el Domaine de L'A, se dedica a asesorar multitud de proyectos por todo el mundo aunque principalmente en Francia y California. Su trayectoria profesional tiene nombres como Château Fronsac, Château La Fleur Cailleau, Château Pavie-Macquin, Château Canon-la-Gaffelière o La Mondotte entre otros. ¡Un tipo que lleva toda la vida en esto, que sabe bien lo que hace y que ha sido incluso comparado con Michel Rolland!

En el Domaine de L'A gestiona 11Has de viñedo únicamente de Merlot y Cabernet-Franc con una edad media de 40 años. ¡Un trabajo de campo cuidadoso que produce buena materia prima para vinificar! En este caso, estamos ante una botella del 2005 en Burdeos (añada Excelente) que todavía guarda potencia, nervio y una complejidad aromática espectacular. ¡De esos vinos que te hacen feliz y que saboreas mentalmente durante varios días!



MANZANILLA PASADA PASTORA.  Palomino Fino 100%. Bodegas Barbadillo. DO Jerez-Xérès-Sherry (España)


¡El verano trae consigo calor y sed de manzanillas sanluqueñas! Blancos monovarietales de Palomino Fino, alta graduación, complejidad aromática resultante del velo de flor y más secos que hocico de camello. Estos vinos o te gustan o los odias... ¡no hay término medio! Y como no podía ser de otra forma, a mí me gustan ;)

Gracias a que durante un tiempo trabajé en Barcelona mano a mano con Carlos Álvarez, uno de los mayores especialistas de España en lo que a vinos generosos se refiere, aprendí mucho y descubrí esta familia de vinos que últimamente se están poniendo tan de moda entre los hipsters y modernos varios.

La Pastora es elaborada por Barbadillo en Sanlúcar de Barrameda y nace de las soleras de Solear, la manzanilla más famosa y extendida de este grupo bodeguero. Tras aproximadamente 9 años de crianza biológica, a Pastora le corresponde la clasificación de manzanilla pasada por su edad. Eso hace que tenga una tonalidad dorada espectacular y una complejidad de aromas y sabores brutal. Si a esto le sumas que se embotella en rama, es decir, directamente de la bota sin filtrar, ya estamos jugando para el sobresaliente porque la densidad y potencia que ofrece en boca es apabullante.

Muy buena, en serio. Y como no, debo terminar esta reseña con el chiste fácil que sería imperdonable no hacer... ¡¡VAYA PASADA DE MANZANILLA!!


LAUS CRIANZA. 2013. Merlot y Cabernet-Sauvignon. Bodega LAUS. DO Somontano (España)

¡TACHAAAAAN! Misterio resuelto. Si el pasado mes me despedía de Bodega Pirineos, este mes toca saludar con un vino al proyecto que ahora me da de comer. Una bodega que conozco bien porque fue allí donde tuve mis primeros contactos profesionales con el vino hace ya unos añitos, una bodega que ha estado herida de muerte pero que ahora afronta una nueva etapa con objetivos y actores renovados, una bodega con un potencial bestial para elaborar vinos de calidad, una bodega que no me equivoco si digo que tienes las mejores vistas del Somontano. Pues sí... ¡he vuelto a LAUS!

Tanto el estilo como la gama de vinos que vamos a elaborar han cambiado bastante con respecto a lo que se hacía antes allí. Ahora tenemos una propuesta sencilla de vinos jóvenes (blanco, rosado, tinto), un tinto barrica, un crianza y un reserva. Punto pelota. Debemos empezar poquito a poco desde el principio y con ellos vamos a luchar hasta el final.

Y si tengo que elegir uno de momento me quedo con el Crianza 2013. Un coupage de Merlot y Cabernet-Sauvignon equilibrado, sabroso, de paso agradable y con una buena relación calidad/precio (que también es importante).  ¡Seguiremos informando!


¡Saludos, litros y kilómetros desde Barbastro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario