MEDIO MARATÓN DE BARCELONA 2013

O como pasar unos espectaculares días por la Ciudad Condal en compañía de una selección de las personas más importantes de tu vida. Porque, como ya he dicho alguna otra vez, lo de la media maratón ha sido lo de menos. Una simple excusa…




Aparecí finalmente en Barcelona el jueves a la noche, alucinado de lo rápido que se llega en avión desde Bilbao. Apenas 50 minutos de vuelo Ryanair, culminados con unas vistas impresionantes desde el cielo de toda la ciudad iluminada. Para redondear todavía más el aterrizaje, Judith vino a recibirme por sorpresa a la salida de la terminal. 

Barcelona desde Turó de Rovira

El viernes y el sábado los pasé en su compañía y en la del resto de colegas de Barbastro que estaban también por Barcelona: Alejandro, Javier y Manuel. Entre unos y otros no dejaron que me aburriera en ningún momento, muchas risas y muchos buenos ratos para recordar. Curiosamente, los dos días me tocó visitar el mirador Turó de Rovira: viernes con Judith y sábado con “los hombres”. Un lugar donde, sin ninguna duda, se tienen las mejores vistas gratuitas de Barcelona mientras te echas una cervecita…

Viernes con Judith


Sábado con los amigos

Y terminando ya con lo personal, porque hicimos muchas más cosas pero no son de interés público, paso a la sección deportiva.


MITJA MARATÓ DE BARCELONA 2013 


17-2-2013.

Ocho y pico de la mañana. Cruce entre Paseo San Juan y avenida Diagonal.


Lo habitual es que un domingo a esas horas, tres macizos de nuestra edad estén todavía medio cocidos cerca de algún bar o almorzando en un kebab. Sin embargo, esta vez era distinto. Cada uno con sus motivaciones y objetivos, pero los tres dispuestos a correr 21 kilómetros por Barcelona en compañía de 14.000 personas más. Yo por tercera vez, ellos por primera. 


Tras dejar las cosas en el guardarropa, nos deseamos suerte y marché al “cajón azul”…el de la gente que pensaba acabar entre 1h30 y 1h40. Mi objetivo esta vez era bien claro: bajar de 1h38min.

Al igual que el año pasado, llegué muy justo de hora a la salida y ni globo ni leches. Pensaba unirme al principio al de 1h40 pero ya no había rastro de él. Por tanto, tocaba ir desde un principio “a pecho descubierto”…a todo lo que dieran las piernas y regulándome el ritmo yo mismo. Y eso es precisamente lo que hice. Empecé fuerte, seguí fuerte y acabé fuerte. Llevé un ritmo muy regular y siempre por debajo de  4’50 min/km, cosa inédita de momento para mí en una media maratón. La mejor prueba de que no miento y de que fui constante como una maquineta programada son los resultados “oficiales” que aparecen en la web. 


Desde el principio al K5 en 23min, del K5 al K10 en 23min21seg, del K10 al K15 en 23min18seg y del K15 al K20 en 23min01 seg. Creo que si lo intento con el coche no me sale tan constante! Pasé por el K10 en 46min21seg y por el K15 en 1h09min38seg.

Por supuesto, conseguí el objetivo y batí mi hasta ahora modesto record de Salou’11. Lo rebajé casi un minutillo parando el cronómetro en 1h37min13seg. Tremenda satisfacción al llegar a meta con la sensación de haber hecho una carrera muy buena para mis posibilidades. En solitario y disfrutando del ambiente, pero también siendo exigente y constante. PERFECTO










Detrás de mí, en su habitual 1h47min llegó PepeQ, que no se pierde una y ya lleva tres medias maratones catalanas en este año 2013 (Sitges, Granollers y Barcelona). Tres minutillos más tarde apareció por la meta Alejandro, en 1h50min. A Javier hubo que esperarlo algo más ya que completó el recorrido en 2h04min con fuertes dolores de rodilla que le acompañaron desde el principio. Lo importante es que todos quedamos satisfechos con nuestro “papel”.





Finishers Medio Maratón Bcn'13: Martín, Alejandro, Javier y Pepe.

Al llegar también me encontré con dos barbastros

Tras la llegada, nos juntamos con los que nos habían venido a ver y animar: Judith, Manuel, Joan y mi madre. Comentamos las primeras impresiones, fotillo protocolaria con las medallas bajo el Arco del Triunfo, una duchita reponedora y todos juntos a comer. Aquí nos empleamos bien a fondo en el 100 Montaditos de Travesera de Gracia, donde no hicimos corto ni de comida ni de jarras de cerveza a 1 euro. Incluso hubo un momento en el que PepeQ, maravillado por los precios tan ajustados de la carta, se arrancó a pagarnos una ronda a todos los allí presentes.

"La otra carrera" en el 100 Montaditos


Con esto se clausuró la “Expedición Mitja Barcelona 2013”. Para mí ha sido un verdadero placer el poder pasar unos días tan buenos por Barcelona con mi pareja, mis amigotes, mis padres y mi deporte favorito. Con toda esta mezcla de elementos a favor, era técnicamente imposible que no consiguiera batir el record. Espero que esto se vuelva a repetir muchas veces…

Los Pirineos asomándose entre las nubes

Como hilo musical para amenizar, traía ya pensada de antes una canción relacionada con Barcelona. Pero en el último momento he cambiado de opinión. Alguien que ya sabe por qué se dará por aludid@. Al fin y al cabo, siendo que he cumplido el objetivo que me marqué, tampoco es tan desapropiado hacer que suene La Puerta Grande...



Saludos desde Vitoria-Gasteiz!


Comentarios

  1. Enhorabuena Martin por tu carrera y sobretodo por el super completo finde....ah! el pasodoble genial!....me encanta!, un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario