LOS VINOS DE MAYO 2017

Los vinos de este mes no son unos cualquiera. Sin pretenderlo me han salido tres monovarietales de Godello, Palomino Fino y Moristel. Pero lo que es más importante... otra vez me toca usar uno de ellos como despedida. ¡Etapas que se cierran por otras que se abren!


ALMALARGA. 2013. Godello 100%. Adega Pena das Donas. DO Ribeira Sacra (España)

Mientras el mundo va girando y el amigo Donald Trump sigue empeñado en destruirlo, yo sigo a lo mio buscando vinos blancos de esos que se mastican y luego se saborean. Si en marzo elegí uno del Priorat, en mayo cruzo España hacia el oeste para llegar a Galicia. Y más concretamente a la ribera del rio Sil, en plena Ribeira Sacra.

Por la orografía de esta zona, dicen que aquí se practica una viticultura extrema y no es para menos. El rio Sil se abre paso por un angosto valle con empinadas laderas a ambos lados donde crecen las cepas y los entregados gallegos se juegan el pellejo subiendo y bajando todos los días.

¡Es una zona que tengo muchísimas ganas de visitar y conocer! Pero mientras tanto, me conformo con tener de vez en cuando en la mesa botellas como este monovarietal de Godello. Frescura, grasa, tostados, untuosidad y mil cosas más cuya combinación me parece exquisita. Un vino muy del estilo Borgoña y no solo por su sabor, sino porque lo elabora una pequeña bodega cuya web tiene bien poca información... como les gusta a los franceses. 



AMONTILLADO ESCUADRILLA.  Palomino Fino 100%. Bodegas Lustau. DO Jerez-Xérès-Sherry (España)

¡Siempre va bien guardar un vino de estos en la nevera! Al tener tanta graduación son botellas de trago lento y sobre todo si, como es mi caso, eres el único de casa que se las bebe. Me gusta tener siempre a mano algún vino dulce o generoso para momentos de tranquilidad, ordenador o lectura. ¡Ahora con el buen tiempo salir a leer a la terraza con una copa de estas es lo más grande!

Y por eso, este mes le ha tocado a Lustau. La bodega que según el International Wine & Spirit Competition Quality Award tiene el mejor sherry del mundo (ellos sabrán por qué lo dirán). Lustau fue fundada en 1896 y es por volumen y tamaño una de las bodegas más grandes del Marco de Jerez. Tiene un catálogo de vinos espantosamente grande dividido en distintas gamas de las cuales, mi Amontillado Escuadrilla pertenece a la Gama Solera Familiar... la más común y barata (qué esperabais, la burra no da para más).

Lo primero que me sorprendió de este vino fue su color, más pálido y translúcido que lo que yo tenía en mente para un amontillado. En nariz tiene el típico perfil avellanado y especiado de Jerez y al tragarlo es largo y complejo. ¡Un amontillado jerezano de manual con 12 años de vejez media! La duda con la que me quedo es por qué se llama Escuadrilla, ¿alguien lo sabe?



PRINCIPIO MORISTEL. 2016. Moristel 100%. Bodega Pirineos. DO Somontano (España)

Como ya ocurrió hace un tiempo cuando me despedí de El Grillo y la Luna, hoy aprovecho un vino para despedirme de Bodega Pirineos. La bodega en la que he trabajado desde el pasado mes de octubre y en la que he estado de maravilla. Sin embargo, me ha surgido una opción laboral en otra bodega y he decidido hacer las maletas para "cambiar de camiseta". No sé qué tal saldrá la jugada, pero en teoría cuando se cambia algo es para que sea a mejor y me esforzaré para que así sea.

El caso es que en Pirineos me lo han puesto a huevo para incluirlos en el blog porque hace poco más de un mes salió al mercado un nuevo vino llamado Principio Moristel. Un tinto monovarietal de Moristel, la uva tinta autóctona por antonomasia del Somontano, desarrollado por el Departamento de Alta Enología de Bodegas Barbadillo liderado por Armando Guerra (demasiada información en esta frase ya lo sé, el que tenga dudas que me pregunte).

¡Eso es lo que pone en los periódicos pero para mí es el vino que nació de los depósitos 15-E Y 14-M y que tanta faena de coger y analizar muestras me ha dado estos últimos meses! Es un vino joven muy bueno y equilibrado, un gran trabajo de todo el equipo de la bodega sumado al diseño de la etiqueta hecho a mano por Armando. ¡Os aconsejo probarlo porque además es un vino que solo es posible encontrar aquí en Somontano!

Y pasando ya a la sección de agradecimientos, aunque quede menos sentimental no voy a poner todos los nombres como hice en El Grillo porque aquí sois muchísima más gente y seguro que me dejo a alguien, pero que conste que estoy muy orgulloso de haber aportado mi granito de arena a una bodega tan histórica como Pirineos. ¡Es algo que me llevo ya para siempre y que me hace sentir muy afortunado como barbastrense y aficionado al vino!

Si vosotros volvéis al principio de los tiempos con este vino, yo también vuelvo al principio empezando de cero en otro sitio: nueva bodega, nuevos compañeros, nuevo sistema de trabajo, nuevos vinos, nuevos retos. ¡Todo encaja a la perfección! Mis mejores deseos a Bodega Pirineos y muchísimas gracias a todos por lo bien que me habéis tratado durante estos meses, en especial a mis compis de departamento Jesús, Cristina y Blanca. ¡Ha sido un placer y espero que sigámonos viendo alrededor de una copa!



¡Saludos, litros y kilómetros desde Barbastro!

Comentarios