XXIII MEDIO MARATÓN DE BARBASTRO

¡Once meses después vuelve a aparecer el resumen de una media maratón terminada por el blog! Creo que ya tocaba…

Curiosamente, al igual que mi compañero de pelotón y afición bloguera Paco Torrinco, esta ha sido mi séptima participación consecutiva en Barbastro y la 26º media maratón en el total acumulado. ¡Caprichos de los números! Y siguiendo con las curiosidades, ha sido de las ediciones a las que peor entrenado he llegado y la que más cómodo y tranquilo he ido. ¡El cuerpo humano sigue siendo un misterio para mí!




Este 2015 mi experiencia se resume rápido. Dejé el cronómetro a propósito en Barcelona para correr sin preocupaciones al ritmo que me dijeran las piernas y, sobre todo, los pulmones. Dado que este año participábamos poquita gente, la mayor parte del tiempo fui a mi marcha, solo y sin hablar con nadie para no perder la concentración. Un pasito después de otro y con paciencia. ¡Ni idea de ritmos, tiempos de paso o parciales! Al llegar a Pozán iba fino y a la vuelta con Castillazuelo ya sobrepasado, subí un poco el ritmo viendo que todavía me quedaba combustible. Maravillosa idea porque no dejé de adelantar gente y eso anima mucho en una carrera como esta. 


El famoso último kilómetro de Barbastro por fin lo disfruté como debe hacerse. Con energía positiva para sonreir a los que te animan y las piernas ágiles para cruzar decentemente el arco de meta más especial del año. Tiempo final: 1h47min45seg. No es mi mejor registro en el pueblo pero sí la vez que más he saboreado cada palmo del asfalto. Creo que vivir en Barcelona hace que disfrute mucho más lo que cuando vives en Barbastro te parece tan cotidiano: sus calles, sus caminos, sus viñas y qué leches... ¡lo requete-simpáticos que somos en Huesca! 

Una edición en la que se ha notado la ausencia a mis apreciados Matrículas y otros míticos de esta carrera como Chéliz, Chicote o mi madre (ya parezco el comentarista de San Fermín...) Eso por los que faltaban, pero para los que estábais que sepáis que me ha hizo mucha ilusión reencontrarme con tod@s y la "ropa de faena" puesta. Hay que ponerse en serio a recuperar las viejas costumbres...





Y sobre todo, una edición que será recordada por ese homenaje auto-organizado que se ha pegado el señor ex-presidente Fernando Torres al correr su medio maratón número 100. Cómo él dice, la cifra no tiene otro mérito especial más que la constancia y madrugar 100 domingos, pero lo de aprovechar la excusa para recoger comida y donarla a Cáritas ha sido de darle un par de vueltas al ruedo. ¡Eres un grande Fernando!


Resúmenes de otras personas



De toda la tarde solo tengo una foto, pero me gusta porque refleja bastante bien cómo terminé la carrera: CONTENTO. ¡Así da gusto!


                                         


El año que viene más, mejor y si es posible... más rápido. ¡Saludos, litros y kilómetros desde Barcelona!

Comentarios

  1. Mi 26 media y mi 7ª Barbastro, pero en mi caso no consecutiva que el año pasado me fui al maraton ZGZ. En la meta se te veia entero y feliz asi que felicidades. Si llegas a entrenar te sales ... o no , nunca se sabe. Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario